Congreso de la Rep

 

En una ceremonia especial realizada el martes 13, encabezada por el presidente del Poder Legislativo, Daniel Abugattás Majluf, se dio cumplimiento a la reincorporación definitiva de los trabajadores que fueron cesados injustamente el 5 de abril de 1992 y en cumplimiento de una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“Quiero, en nombre del Congreso de la República, pedirles disculpas por el daño causado a ustedes y sus familias por la acción de otro gobierno. De igual forma, en presencia del presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, quiero dar cumplimiento a uno de los mandatos de la Corte y realizar un desagravio público por todo lo afectado contra los trabajadores”, manifestó el titular del Congreso ante el reconocimiento emotivo de los trabajadores.

Informó que a partir de la fecha los servidores son reincorporados de manera definitiva al servicio parlamentario, así como se les reconoce sus pagos correspondientes de acuerdo a lo establecido para este caso. Agregó que se establecerá los mecanismos necesarios para que los trabajadores sean reconocidos de acuerdo a sus capacidades y actividad laboral que vienen realizando en la actualidad.

El ministro de Justicia, Juan Jiménez Mayor, y el presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Diego García-Sayán Larrabure, quienes participaron de ese acto de reconocimiento a los trabajadores cesados, coincidieron en saludar la decisión del presidente del Parlamento y de la Mesa Directiva de reincorporar de manera definitiva a los servidores en mención.

“Daniel Abugattás, presidente del Congreso, ha adoptado una posición democrática, de principio e importante sobre este caso. Las instituciones del Estado tienen que hacer pedagogía, y aquí hay una demostración democrática y la voluntad de respetar los derechos y las leyes en el Perú”, consideró García Sayán. 

También participaron en la ceremonia el primer vicepresidente del Parlamento, Manuel Merino De Lama (AP), el representante de la Asociación Pro Derechos Humanos, Ricardo Soberón; Giuliana Lastres, oficial mayor del Congreso; Boris Ljubicic, director general de administración, y el representante de los trabajadores, Henry Camargo.