La Junta de Portavoces del Congreso acordó por mayoría suspender el debate del Decreto Legislativo 1090, sobre la Ley Forestal y de Fauna Silvestre, al no existir las condiciones que garanticen el normal desarrollo de la sesión plenaria.

 

La decisión frustró el análisis de los informes en mayoría y minoría referidos a la constitucionalidad del mencionado dispositivo.

 

La suspensión de la sesión plenaria se produjo luego que el legislador Werner Cabrera (Partido Nacionalista) profiriera un insulto al presidente de la República, Alan García.

 

"En el calor del debate hubo un insulto al mandatario por parte del congresista Cabrera, que lo calificó de "corrupto"", señaló el parlamentario Wilder Ruiz.

 

Ante el pedido de diversos legisladores, Cabrera Campos aceptó retirar la ofensa, pero se negó a pedir disculpas.

 

Esta situación motivó la suspensión momentánea de la sesión y la convocatoria a una Junta de Portavoces para tratar el tema.

 

Posteriormente, el presidente del Congreso, Javier Velásquez Quesquén, anunció que el acuerdo de la mayoría de las bancadas era transferir el debate para el miércoles próximo.