A inicios de mes, el coordinador de la Fiscalía de Lavado de Activos y Pérdida de Dominio, Rafael Vela Barba, comunicó a los integrantes del equipo investigador del caso Sánchez Paredes que ya no trabajarían más en este, denunció el diario El Comercio.

La decisión se produjo luego que la Fiscalía de la Nación, a cargo de Pablo Sánchez, separara el 1 de abril de la referida instancia a la doctora Delia Espinoza Valenzuela, fiscal superior que realizaba la investigación, detalló el periódico.

El fiscal Vela Barba explicó que se tomó esta decisión debido a que el caso fue devuelto al Poder Judicial. Al respecto, señaló que si el caso regresa al Ministerio Público el fiscal Frank Almanza tiene la potestad de volver a convocar al equipo desarticulado o formar otro.

Al respecto, la procuradora antidrogas Sonia Medina expresó su preocupación que, según ella, “llama la atención”.

“Nos ha causado bastante preocupación la desarticulación de este equipo. No hemos preguntado las razones porque no nos toca hacerlo, pero le renuevo la preocupación”, dijo en diálogo con RPP Noticias.

Medina consideró que si bien el caso ha pasado al Poder Judicial, “el proceso todavía no ha terminado”. “Una vez que se pronuncie el Poder Judicial, ese expediente va a regresar al Ministerio Público”, sentenció.