Enfoque: crisis de las regiones es por falta de control de los gobiernos

Para la mayoria de invitados, la descentralización es un instrumento que sí funciona en países desarrollados, pero que en nuestra nación no funciona por falta de control y fiscalización.

Frente a las sospechas de corrupción y malos manejos ocurridos en las regiones de  Áncash, Tumbes y en otros lugares del país, diversos líderes de opinión fueron convocados por RPP Noticias para analizar y sugerir soluciones al diseño actual de la descentralización y la poca eficacia de los mecanismos de fiscalización existentes en el ordenamiento estatal.

Acudieron a nuestro llamado El licenciado Genaro Matute, excontralor general de la República, el doctor  Iván Montoya, exprocurador anticorrupción y miembro del equipo de proyecto anticorrupción del Instituto de Derechos Humanos de  la PUCP, el sociólogo Javier Azpuir, investigador asociado de Desco, experto en temas de regionalización y el periodista Juan Carlos Valdivia, columnista del diario El Correo.

Para Valdivia, el problema mayor de la Regionalización es el diseño del proceso de gobernabilidad en donde los presidentes regionales y alcaldes les falta un control de sus actividades. Lamentó que los partidos políticos hayan renunciado a participar en el proceso regional y sus líderes se han presentado como independientes.

El periodista indicó que en el tema del Rediseño del Sistema de Descentralización, "todos coincidimos que faltan mecanismos de control de los gobiernos regionales, debe haber un control de las licitaciones evitando que el control político domine al Poder Judicial”.

En ese sentido, demandó cambiar varias cosas en el poder político, por ejemplo crear un mayor control desde el gobierno central. "Los políticos ya no toman decisiones en el Congreso sobre el tema, nadie ha presentado ningún proyecto para esto, ni siquiera el Ejecutivo. Hay que cambiar el diseño de descentralización", subrayó.

De similar parecer se mostró Alfonso González, para quien la Contraloría ha estado preocupada debido a que no ha habido control en el uso de recursos de los gobiernos. "Hemos hecho controles de diverso tipo pero evidentemente la descentralización y la transparencia de recursos no ha sido el más feliz", dijo.

Para el excontralor, Genaro Matute, este es un problema serio de gobernabilidad, pues los gobiernos regionales fueron creados con demasiada celeridad. "Se ha reducido la cantidad de control; por ejemplo, el Sistema Nacional De Inversión Pública (SNIP) y se redujo su participación sin tomar en cuenta que  era una garantía para que los proyectos tengan una visión clara. Fueron retirados porque pensaban que eran malas", expresó.

Matute resaltó la necesidad de que el control siempre debe estar presente y en ese sentido manifestó que la Contraloría está reaccionando bien ante los problemas.

Para el sociólogo Javier Azpuir las deficiencias no son nuevas y existe la necesidad de cambios para así reorientar el proceso de gobernabilidad, que dijo, lamentablemente el pasado y el presente gobierno no han tenido la voluntad de realizar.

"Este gobierno ha ofrecido un plan nacional para cambiar el sistema pero el problema es que hay serios problemas de control. Es inconcebible que el contralor regional lo nombre el presidente regional", dijo.

Pidió fortalecer la transparencia en las decisiones de las autoridades imponiendo duras sanciones para los corruptos. Pidió oficializar que debe ser causal de vacancia sino se transparentan las gestiones.

Demandó reformar el papel del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y declaró que actualmente existe una crisis de los partidos políticos que cuentan con caudillos con grandes recursos económicos.

Para corregir todo este panorama, manifestó que al Congreso nada le impide controlar a las regiones. “Los congresistas deben cumplir con su rol de controlar a las regiones, pues es su tarea fiscalizar cumpliendo con el papel que le ha encomendado la población a través de los votos”.

El exprocurador anticorrupción, Iván Montoya, expresó que la descentralización es un instrumento de prestación de servicios que sí funcionan en países de desarrollo, pero que en nuestra nación no funciona por falta de control y fiscalización.

Criticó que en el Perú, con el actual sistema electoral, cinco amigos se junten y accedan a un cargo por lo apetitoso que resultan los grandes recursos que manejan los gobiernos para la construcción de obras.
"Hay un botín enorme que motivan a muchos movimientos a postular. Hay mayores recursos que en el pasado y para revertir esto el tema de control sería una forma de revertir esta situación", anotó.

Montoya pidió al presidente Ollanta Humala que en su mensaje del 28 de Julio exprese cuáles son los ejes para cambiar la Regionalización. "Se tiene que articular la política nacional de corrupción.

De otro lado, dijo que es necesario un consenso Nacional para reforzar el sistema de partidos del país, para que vuelvan a tomar el papel que ahora han tomado los movimientos regionales.

Pidió fortalecer el rol de la Contraloría indicando que la transparencia no debe ser voluntaria y que las autoridades que incumplan o cometan fraudes deben ser vacadas.