¿Es ilegal que la campaña del NO haya sido financiada por OAS y Odebrecht?

El abogado Carlos Caro analiza la situación de la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, quien es acusada de haber recibido dinero de las constructoras brasileñas.
La situación de Susana Villarán se complica con las declaraciones de Valdemir Garreta. | Fuente: Composición

Odebrecht y OAS le realizaron un pago por 3 millones de dólares a la campaña de Susana Villarán para evitar la revocatoria en el 2013, según declaraciones de Valdemir Garreta, dueño de la consultora brasileña FX Comunicaciones, divulgadas el miércoles por El Comercio. Según este medio, José Miguel Castro, antes gerente de la Municipalidad de Lima, fue quien se encargó de recibir esta suma de dinero.

El ex director ejecutivo de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata declaró a la Fiscalía peruana, según IDL-Reporteros, que se contactó con Susana Villarán y confirmó la suma de dinero destinada a la campaña del NO a favor de su permanencia. El abogado penalista económico, Carlos Caro, explicó a RPP Noticias que el aporte a la campaña de revocatoria no es un delito, pero sí amerita una investigación porque se pueden haber cometido otros delitos relacionados con este pago.

¿Cómo se podría conectar con un delito?

El Ministerio Público maneja la hipótesis que a cambio de este pago, la Municipalidad benefició a la constructora brasileña ampliando la concesión del proyecto Línea Amarilla, luego llamado Vía Parque Rímac.

“Supuestamente, Susana Villarán recibió los 3 millones de dólares para su campaña y a cambio firmó una adenda en 2012 ampliando de 30 a 40 años la concesión de los peajes que Odebrecht iba a cobrar en Vía Parque Rímac. Esto la Fiscalía lo puede ver con un delito de lavado de activos”, dijo Caro.

Los delitos de cohecho, colusión y favorecimiento en contratos se podrían imputar. Villarán dijo en septiembre ante la comisión Lava Jato que no recibió ningún aporte de alguna empresa en la campaña de revocatoria, lo cual ha repetido este miércoles en su cuenta de Facebook.

“Las contradicciones no son delito", comentó Carlos Caro. "Sin embargo, su versión sí queda devaluada ante la Fiscalía. Sería lógico que la investiguen para ver si ha incurrido en un delito que en este momento no estamos viendo”.

Valdemir Garreta es el dueño de FX Comunicaciones, empresa que asesoró a Susana Villarán durante la campaña de revocatoria. | Fuente: La República
¿Qué opinas?