FOTO:RPP

La Policía Nacional y la comunidad amazónica awajun dieron un importante paso en la reconciliación, tras los sucesos de Bagua, con el reconocimiento mutuo de sus principales representantes, en ceremonia realizada en el Ministerio del Interior.

El titular de ese portafolio, Miguel Hidalgo, recibió de los jefes awajún el “Tawas”, corona sagrada del pueblo; mientras que el jefe awajun Octavio Chacay también fue congratulado, por su aporte al entendimiento de ambos sectores.

La ceremonia sirvió para consolidar el alto nivel de comprensión alcanzado entre el Estado y las comunidades amazónicas.

Al agradecer la condecoración, Hidalgo renovó el firme propósito del Ejecutivo de iniciar una nueva etapa con las comunidades amazónicas, en donde reine la paz y la inclusión.

“Tenemos el firme propósito de iniciar una nueva relación, más pacífica, respetuosa e inclusiva, una relación con la etnia awajún y el Estado Peruano, para superar los desencuentros y las heridas causadas por los dramáticos sucesos de Bagua que enlutaron hogares de la familia policial y la familia de los hermanos nativos”, afirmó el ministro en su discurso.

Por su parte, el jefe awajun Octavio Chacay fue condecorado con la Medalla al Mérito del Ministerio del Interior, por Servicios Distinguidos.

En su discurso de agradecimiento, coincidió con Hidalgo en que hay que voltear la página de Bagua, y trabajar por una estrecha relación entre las comunidades nativas y el Estado, en base a la inclusión social y el respeto a la identidad  cultural.

El líder awajún destacó la necesidad de utilizar de manera sostenible los recursos naturales del suelo y subsuelo, y finalmente la conservación de su cultura y tradición en la medida que no afecte su desarrollo.

-Andina-