El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, anunció hoy que viajará a Paraguay en una misión especial para recoger información y evaluar la crisis política generada tras la destitución del presidente Fernando Lugo.

La decisión fue anunciada por Insulza al culminar la Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, que se realizó hoy en Washington.

“Considero mi deber recabar todos los antecedentes para que este Consejo Permanente pueda tomar sus decisiones, y también considero mi deber conocer la opinión de Paraguay y de otros países”, afirmó.

El viaje se llevará a cabo de acuerdo a las atribuciones que le confiere la Carta de la OEA.

Insulza no precisó cuándo llegará a Paraguay, aunque se estima que podría ser este fin de semana.

Asimismo, explicó que se busca realizar la visita entre la cumbre de mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas y el Mercosur, que se celebrarán este viernes en Argentina, a fin de tomar en cuenta las posiciones de sus integrantes, y la del Caricom, el próximo 4 y 5 de julio en Santa Lucía.

Indicó que podría reunirse con el destituido presidente Fernando Lugo y con los legisladores de ese país para evaluar la situación y analizar qué fue realmente lo que pasó.

El secretario general agregó que la visita también tiene el objetivo de preparar una nueva sesión extraordinaria del Consejo Permanente la próxima semana, la cual podría evaluar la convocatoria de una Asamblea General Extraordinaria sobre Paraguay.

Durante la sesión del Consejo Permanente, el representante de Honduras, Leonidas Rosa Bautista, propuso el envío de una misión a Paraguay, logrando el respaldo de 25 delegaciones, aunque generó el rechazo de otros países como Nicaragua, Bolivia, Ecuador y Venezuela.

Los mencionados países respaldaban convocar de inmediato a una Asamblea General Extraordinaria para tratar el caso de Paraguay.

No obstante, el secretario general dijo que una Asamblea General no pude convocarse sin antes una misión previa al país y sin un informe elevado al Consejo Permanente.

El Senado de Paraguay destituyó el pasado viernes, y tras un debate de cinco horas, a Lugo tras considerar que no cumplía adecuadamente sus funciones.

La medida se tomó en el marco de un juicio político convocado por la Cámara de Diputados de ese país, a raíz de la muerte de diecisiete personas en un enfrentamiento entre policías y campesinos.

Inmediatamente después de la destitución, tomó posesión del cargo de presidente de la República el hasta entonces vicepresidente Federico Franco.

Andina