Sociedad civil presenta a la OEA sus preocupaciones y recomendaciones

Cerca de 150 representantes de la sociedad civil participaron hoy en un diálogo con los jefes de delegación que asisten a la XL Asamblea General de la OEA en Lima.
Foto: EFE
Grupos de la sociedad civil presentaron hoy a los países miembros de la OEA sus preocupaciones y propuestas de mejora, sobre todo vinculadas a la defensa de los derechos humanos, y pidieron que no se restrinja el papel de los actores sociales.

Cerca de 150 representantes de la sociedad civil participaron hoy en un diálogo con los jefes de delegación que asisten a la XL Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se celebra a partir de hoy y hasta el martes en Lima.

Los representantes de distintas ONG expresaron su preocupación con las posibles restricciones que puedan afectar a su papel y solicitaron a los Gobiernos "un rechazo claro, firme y expreso" a iniciativas que condicionen la participación de los actores sociales en las legislaciones internas de los países.

Defendieron también el acceso a la información y pidieron una estrategia renovada para la participación de la sociedad civil que incluya "mecanismos permanentes de consulta en todas las actividades y espacios institucionales de la OEA".

Las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en el área de paz y democracia instaron a los Gobiernos de la región y la OEA "a dar prioridad a los principios de la Carta Democrática Interamericana, preservar la solución pacifica de conflictos por la vía política y diplomática y evitar cualquier llamado a la guerra, consolidando un clima de cooperación para la paz en el hemisferio".

El diálogo estuvo también enfocado en los temas de derechos humanos, igualdad, e iniciativas por combatir la discriminación.

La sociedad civil abogó por la protección de los derechos de los pueblos indígenas, y pidió un ejercicio democrático que incluya "el respeto de las minorías, el fortalecimiento del sistema interamericano de derechos humanos y la garantía efectiva de su defensa".

La cuestión de género también formó también parte del dialogo.

Además, las ONG elaboraron una propuesta para ser considerada como parte de la Declaración de Lima -sobre paz, seguridad y cooperación- en la cual plantearon temas como la eliminación de la discriminación contra personas con discapacidades, la inversión pública en materia de discapacidad y la ampliación de la participación política y ciudadana de este sector de la población.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, consideró que "la presencia de los representantes de los Estados miembros y de las organizaciones de la sociedad civil evidencia la nueva dinámica de consenso que vivimos en las Américas y que define a las organizaciones sociales como agentes de la democracia y como actores en el proceso de toma de decisiones".

Por su parte, la ministra de la Mujer de Perú, Nidia Vilchez, apuntó a la importancia de afrontar los retos sociales y de desarrollo de la región y explicó que esos dieron origen al tema de la Asamblea General.

"El presidente Alan García ha planteado la reducción del armamentismo en las Américas sugiriendo que estos recursos se puedan trasladar a políticas públicas y a la financiación de la inversión social en nuestros países y de esta manera contribuir a la disminución del analfabetismo y la desnutrición infantil", afirmó.

Mientras, un representante estudiantil presentó una serie de recomendaciones a los países miembros relacionadas con la prevención de crisis políticas, la participación de la mujer en la toma de decisiones sociales, económicas y políticas, la transparencia en la adquisición de armas y la inclusión de la sociedad civil en el diseño de políticas ambientales, entre otras.

EFE