Correos revelan coordinaciones entre Augusto Rey y OAS por cobros y pedidos de donaciones

Augusto Rey, quien se desempeñaba como asesor de la Gerencia de Promoción e Inversión de la Municipalidad de Lima durante la gestión de Susana Villarán, realizaba gestiones que, según el dominical Panorama, escapaban de sus funciones.

Augusto Rey se desempeñó como asesor de la Gerencia de Promoción e Inversión Privada de la Municipalidad de Lima. | Fuente: Sunedu

Una serie de correos institucionales revelan coordinaciones entre Augusto Rey, exasesor de la Gerencia de Promoción e Inversión Privada de la Municipalidad de Lima en la gestión de Susana Villarán, con exejecutivos de la empresa brasileña OAS acerca de la recepción de dádivas y cobros.

Según reveló el dominical Panorama, estas gestiones contínuas y sospechosas no corresponderían al cargo que desempeñaba Rey Herández de Aguero.

En un correo del 7 de febrero de 2012, Valfredo de Assis Ribeiro, representante de OAS, le dice al entonces asesor municipal lo siguiente: "José Miguel [Castro] me llamó ayer por teléfono para hablar de los temas más importantes y de corto plazo, ahora en curso. Me cobró la firma del acta”.

En entrevista para el dominical, Rey dijo no saber a qué se refirió con el cobro por la firma del acta. “Yo no puedo saber qué conversaciones habrán tenido en la alta dirección o en la oficina del gerente municipal donde yo no he tenido ningún sitio”, afirmó.

En otro correo, André Bianchi, gerente general de la empresa LAMSAC, a cargo de la concesión de la obra Línea Amarilla, le escribió a Rey: "Augusto, queremos firmar el acta hoy. Si firmamos hoy, mañana hacemos el depósito a ustedes".

Respecto a este, Rey respondió al dominical: "No tengo duda de que es un diálogo transparente, que no busca ocultar nada, y que esta relacionado con el cumplimiento de un contrato".

Atribuciones de funciones

Jorge Villena, exregidor de oposición de la Municipalidad, señaló que el hombre fuerte de Villarán no debía realizar estas coordinaciones, pues son funciones exclusivas del gerente de Promoción e Inversión Privada.

“Él no tiene por qué estar haciendo labores que supuestamente coordina o hace con las empresas porque esas son las funciones que tiene el gerente de inversión privada. Yo creo que él se atribuía cosas por la confianza y cercanía que tenía con la alcaldesa”, dice el exregidor.

En uno de los correos, Rey pide donativos de “panetoncitos” y "juguetes" para campañas navideñas. En otro de ellos, discute con el representante de OAS sobre los gastos de entierro de un poblador shipibo que vivía en la zona donde se realizaría la obra de Vía Parque Rímac. En otro, reclama la "entrega de la Caja Chica" y  "el pago del salario" de unos trabajadores.

Al respecto, el experto en contrataciones del Estado, José Trelles, opina que como asesor Rey "no tenía las atribuciones para articular este tipo de comunicaciones con los funcionarios".

Villena cuestionó este vínculo entre la gestión de Villarán y OAS, antes de iniciarse el proceso de revocatoria. “No estamos dando cuenta que la cantidad de dinero que se ha comprometido acá no solamente son 10 millones de dólares de sobornos, sino que han ido picando por puchos a las empresas para pedir donaciones, regalos, pedidos de dinero en efectivo”, dijo.

¿Qué opinas?