La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, garantizó que en el proceso de desalojo de La Parada, que intenta realizar su administración desde el domingo 2 de marzo, “no hay afán un político, que no sea el de servir a Lima".

En conversación exclusiva con RPP Noticias, Villarán, indicó que dos informes de Defensa Civil (INDECI) dan cuenta que el espacio donde está ubicada La Parada, es altamente inseguro e insalubre. “Es decir que hay un problema muy serio de salud pública”.

“Esto nos obliga, como municipalidad, a actuar pidiendo el auxilio de la fuerza pública, en un acto de carácter administrativo para proceder a la clausura  de un local, de propiedad de la  Municipalidad administrado por Parques de Lima”, indicó.

Explicó que en ese sentido se ha procedido de manera satisfactoria a la clausura de La Parada, “se han cerrado todas las puertas, menos una para que se facilite la salida de los comerciantes".

Informó que se ha declarado el lugar como zona rígida y no se permitirá el estacionamiento de vehículos pesados en los alrededores.  “No se permitirá el ingreso de camiones de alto tonelaje. Esto se ha cumplido desde las 4 pm del domingo”, añadió.

La burgomaestre exhortó los comerciantes mayoristas a realiza sus actividades en el Mercado Mayorista de Santa Anita además de indicar que ellos. “Todos ellos tienen asegurado un lugar en Santa Anita”.

De los 60 habeas Corpus y amparos, presentados en el 2012 contra la municipalida sobre este tema, todos fueron archivados, "solo uno fue aceptado y es de triste recordación; es un juez que fue destituido por el OCMA" (refiriéndose a Malzon Urbina y quien recientemente lanzó su candidatura de cara a los comicios del 2016).

Finalmente, anotó que no hay ninguna situación judicial pendiente en el caso de La Parada, “es una decisión para saber si se ha violado una garantía constitucional sobre el libre tránsito”, puntualizó.