Tildan de ´traición´ actos de oficiales FAP que habrían recibido soborno

Roberto Chiabra instó al Ministerio Público, el Poder Judicial y la FAP a iniciar una investigación y determinar cuanto antes a los responsables del hecho.
RPP

El exministro de Defensa, Roberto Chiabra, consideró como un "acto de traición” a las Fuerzas Armadas el supuesto acto de soborno que involucraría a oficiales de la Fuerza Aérea Peruana (FAP), según una empresa norteamericana que se adjudicó licitaciones a cargo de la institución castrense.

“Aceptar un soborno es más graves cuando falta dinero y recursos en nuestra Fuerza Armada, es una traición a la institución por parte de aquellos que se beneficiaron ilegalmente”, sostuvo.

En tal sentido, Chiabra instó al Ministerio Público, el Poder Judicial y la FAP a iniciar una investigación y determinar cuanto antes a los responsables del hecho.

“La sanción no solo debe ser judicial, sino también moral. Hay que identificar a los responsables y sancionarlos de manera ejemplar”, indicó.

Asimismo, dijo confiar en que casos como estos no volverán a repetirse con el funcionamiento de la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas, que centraliza las adquisiciones de todos los institutos armados.

Durante el régimen de Alberto Fujimori (1990-2000), el nivel de corrupción también alcanzó a las Fuerzas Armadas, y varios exgenerales fueron procesados y sentenciados por enriquecimiento ilícito. Parte del presupuesto de las Fuerzas Armadas fueron usados para apoyar la segunda reelección de Fujimori en el 2000 y a través de un sector de la prensa escrita llevar a cabo una campaña de descrédito contra opositores.

“Hay que tener en cuenta ahora que con esta Agencia de Compras los casos de corrupción en las compras se reducirán al mínimo”, estimó Chiabra.

Según informes internacionales, la compañía Dallas Airmotive Inc., reconoció ante la justicia de Estados Unidos el pago sobornos entre el 2008 y 2011 para ganar licitaciones en Perú, Argentina y Brasil. En nuestro país, el acto ilícito se habría producido en 2008, en el anterior gobierno aprista.

El mandatario peruano Ollanta Humala comentó en la víspera que esas prácticas delincuenciales eran corriente en aquellos años, durante el segundo gobierno de Alan García (2006-2011).

Andina