Ismael Amoroto, un vigilante que laboró en el archivo central del Ministerio de Salud (MInsa), reiteró que el médico Víctor Guevara Florián le entregó dinero para permitirle el ingreso a dicho local a fin de retirar más de 800 cajas con documentos y expresó, además, que su vida corre peligro a raíz del testimonio entregado a las autoridades.

Amoroto pidió a Guevara, actual jefe de la Oficina de Defensa Nacional de EsSalud, decir la verdad y afrontar las consecuencias de su accionar.

"Es un sinverguenza, que diga la verdad y afronte las consecuencias. Él lo ha hecho y sabe que lo ha hecho", señaló al programa "Cuarto Poder".

El testimonio de Amoroto, de 33 años, sindica a Guevara, cercano al Partido Aprista, como la persona que dirigió el retiro de las cajas del archivo central del Minsa, en diciembre pasado.

Un grupo de documentos estaba referido al convenio entre el Ministerio de Salud y la Organización de Estados Iberoamericanos con el fin de efectuar licitaciones para la construcción de hospitales, una de las principales actividades del conocido empresario dominicano Fortunato Canaán.

 

Amoroto detalló que el entonces jefe interino del archivo central, Segundo Zárate, le propuso el negocio sin especificarle cuánto cobraría por el mismo. Sin embargo, el vigilante rechazó el ofrecimiento.

 

Precisó que dos semanas después Zárate volvió a buscarlo en compañía de Guevara y lo instó a aprovechar la oportunidad y que su ayuda sería retribuida con 600 soles.

 

"Desgraciadamente me convencieron y el señor Guevara me dio 600 soles la noche del 16 de diciembre", agregó.

Amoroto contó que los dos personajes regresaron al lugar la madrugada del 24 de diciembre junto con los recicladores para que estos se llevaran un grupo de cajas.

Detalló que una operación similar fue realizada el 30 de diciembre e incluyó una sorpresiva amenaza de Guevara, ex jefe de la Dirección de Salud V Lima-Ciudad.

 

"Me dijo que no comentara nada porque podría salir perjudicado", expresó Amoroto, quien se arrepintió de haber recibido el dinero.

 

Sin embargo, el programa logró ubicar a los recicladores quienes negaron que Guevara haya estado presente cuando se realizó el retiro de las cajas.

Amoroto precisó que la amenaza del doctor se repitió el pasado 13 de enero cuando regresaba a su domicilio.

El vigilante consideró también que su vida se encuentra en peligro por el testimonio que brindó al Ministerio Público. "Cuando salgo a la calle voy intranquilo y miro a los costados porque temo que alguien se me acerque y me mate a quemarropa", concluyó.

 

Foto: América Televisión