Foto: Andina
En opinión del presidente de la Corte Suprema, Javier Villa Stein, el caso del suboficial de la Fuerza Aérea Peruana (FAP) Víctor Ariza Mendoza, acusado de espiar para Chile, debería ser abordado en el fuero castrense, puesto que el militar incurrió en delito de función.

"Lo que ha sido vulnerado de una perspectiva inmediata es el secreto militar perpetrado por un militar en ejerció de sus funciones, y en consecuencia la competencia está clarísima", expresó en declaraciones a un medio local.

Argumentó que al no estar involucrado personal civil en el espionaje de Chile, esto le corresponde al fuero militar y no al civil, además porque "la materia vulnerada ha sido el secreto militar".

Villa Stein instó al Tribunal Constitucional a pronunciarse una vez que ambos fueros (el militar y el civil), eleven la acción de contienda de competencia.

"Espero que en esta oportunidad el Tribunal Constitucional resuelva como yo estoy pensando que tiene que resolver", anotó