Moisés Mamani es acusado de realizar tocamientos indebidos a una tripulante de un avión. | Fuente: RPP

El caso del congresista Moisés Mamani (Fuerza Popular), acusado de realizar tocamientos indebidos a una tripulante de un avión de la aerolínea Latam en Juliaca, ha causado indignación en un gran sector del Legislativo, con pedidos de investigación y hasta de desafuero, pero también ha habido una tibia reacción por parte de varios representantes del fujimorismo.

La congresista de Peruanos por el Kambio Janet Sánchez, presidenta de la Comisión de Ética, anunció en su cuenta en Twitter que el lunes pedirá “iniciar indagación preliminar” contra Mamani, quien incluso fue bajado del avión donde ocurrió el incidente.

En tanto, la legisladora Marisa Glave (Nuevo Perú) cuestionó duramente a Mamani y al fujimorismo, principal promotor de la marcha ‘Con mis Hijos no te Metas’, que se realizó ayer.

“Mientras hoy (ayer) voceros del fujimorismo dicen defender a la familia y los valores, su ‘héroe’ agrede y acosa sexualmente a una trabajadora. Negar el enfoque de género es aceptar los crímenes de poder del ciudadano Moisés Mamani contra las mujeres”.

Indira Huilca, también de Nuevo Perú, aseguró que Mamani es “otro hijo del patriarcado”. “Violenta a una trabajadora y luego miente para encubrir su agresión sexista. Esto es flagrancia y debe ser intervenido como tal. Inmunidad no es impunidad”, publicó en Twitter con la etiqueta #NiUnaMenos.

Por su lado, el izquierdista Marco Arana (Frente Amplio) consideró que la denuncia contra Mamani es “muy grave y debe llevar a una investigación sumaria y sanción”.

Juan Sheput dijo que tras la denuncia en su contra Mamani “por lo menos ser sometido de manera sumaria a la Comisión de Ética”. El oficialista consideró que si hay una acusación por parte de la agraviada se debe evaluar su desafuero. “Mamani fue bajado de avión por realizar tocamientos indebidos, según la aerolínea”, remarcó.

El no agrupado Alberto de Belaunde calificó de “vergüenza” la denuncia contra Mamani y exigió una sanción “ejemplar e inmediata” contra el fujimorista. Por su lado, Gino Costa consideró que la Comisión de Ética “debe actuar de inmediato e imponerle una sanción que corresponda a la gravedad de los hechos”.

La reacción fujimorista

El vocero de Fuerza Popular, Carlos Tubino, aseguró que su bancada actuará “como las normas de conducta establecen en el comportamiento de los congresistas”. Vía Twitter, el fujimorista dijo esperar “la acción inmediata de la Comisión de Ética”. “Adicionalmente, se procederá internamente de acuerdo a lo que establece nuestro Reglamento de Disciplina”, aseguró.

Pese a ello, no hubo una enérgica reacción de los legisladores naranjas. Alejandra Aramayo fue de las pocas que se pronunció de manera crítica tras la denuncia. “Desde la Mesa de Mujeres Parlamentarias Peruanas del Congreso, rechazamos toda forma de violencia contra la mujer y exigimos que el congresista Moisés Mamami se pronuncie de manera oportuna por esta denuncia”, tuiteó.

Sin embargo, entre los congresistas de Fuerza Popular hubo una tibia reacción, como Kalín Domínguez, Cecilia Chacón o Tamar Arimborgo, que se limitaron a retuitear la respuesta de Mamani a la denuncia, mientras que otros representantes del fujimorismo simplemente no tocaron en tema en sus redes sociales.

¿Qué opinas?