Congresistas piden que el Ministerio Público investigue el caso.

La Bancada Liberal y el congresista Marco Arana, del Frente Amplio, solicitaron a la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, que inicie una investigación preliminar por la denuncia hecha por la magistrada del Tribunal Constitucional Marianella Ledesma sobre un presunto ofrecimiento para que permanezca en esta institución a cambio de que vote a favor de la liberación de la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

"Los hechos relatados no son solo éticamente deplorables, sino que presentan graves indicios de la comisión del delito de Cohecho Activo Específico recogido en el artículo 398 del Código Penal, ya que se buscó influir directamente en el voto libre y de conciencia que emitirá la magistrada a cambio de mantenerla en su cargo. No solo ello, sino que el ofrecimiento implicaría también la comisión del delito de Tráfico de Influencias", señaló la bancada Liberal.

"Estas afirmaciones deben ser investigadas pues, de ser ciertas, habría existido una presión indebida para que los magistrados direccionen su voto a cambio de un beneficio. Del relato pareciera entenderse que quien efectuó tan irregular propuesta habría sido también un miembro del TC, en cuyo caso el trámite sería una eventual denuncia constitucional", señaló por su parte Marco Arana.

La magistrada Marianella Ledesma, integrante del Tribunal Constitucional, reveló que a los integrantes de este organismo les ofrecieron permanecer en sus cargos si votaban a favor de la libertad de la lideresa de Fuerza PopularKeiko Fujimori.

"No voy a ser infidente, pero es cierto. Me dijeron que lo ideal sería que todos salgamos de manera unánime, armoniosa, pacífica y consolidemos una posición en relación con este tema, y mi respuesta fue que eso era imposible", señaló en una entrevista con el semanario 'Hildebrandt en sus trece'.

 

"El mensaje era una manera de evitar los cambios, era una manera de decirme: no te cambio si votas de tal manera. Nos dijeron: si ustedes son efectivos por la libertad de Keiko, no hay por qué mover el Tribunal", agregó al mismo medio.

Ledesma reconoció que está "voceada" como uno de los integrantes que sería dentro de esta institución. Asimismo, señaló que la razón de estos desencuentros con otros magistrados es por su "imaginable postura" en relación con el caso Fujimori.

Luego de reconocer que el Tribunal Constitucional "se ha convertido en una institución poco confiable", la magistrada señaló que la intención de "copar la institución" se desprende del querer retirar a dos magistrados "que no se pliegan a sus puntos de vista".

"Al final, el TC, destinado a metas nobles, se convierte en el gran botín político y eso pone en riesgo la independencia de la institución. Estamos contaminando la labor del Tribunal", dijo. Sin embargo, aseguró que, pese a esto, hasta ahora "el Tribunal ha funcionado".

¿Qué opinas?