"Aquí no hay espacio para posiciones personalistas", dijo la lideresa del fujimorismo. | Fuente: RPP

"Fuerza Popular rechaza cualquier intento de alterar los procesos de elección interna con la autoproclamación de una candidatura 5 años antes de una elección. Nadie en nuestro partido está por encima o puede descartar este principio que orienta nuestra vida partidaria".

Con estas palabras, la candidata presidencial Keiko Fujimori salió a hacer precisiones a raiz de las declaraciones que hiciera su hermano Kenji Fujimori quien dijo que postulará a la Presidencia de la República en el 2021 si su hermana no gana las elecciones. 

Un día antes, ante esta revelación del joven hijo de Alberto Fujimori, las críticas de diversos actores políticos y la opinión pública no se hicieron esperar, sobre todo cuando Keiko ya había dicho que "ningún Fujimori será candidato el 2021". 

"Sería lamentable que la alternancia  sea interpretada como un simple turnarse en lugar de una meritocracia, y en respeto a la legislación electoral vigente, la que impide la reelección o la sucesión de mando de un familiar a otro en el caso de una victoria electoral".

"Aquí no hay espacio para posiciones personalistas y así lo deberán entender quienes pretendan mantenerse en el partido. Aquí hacemos política de manera seria y profesional", culminó.