Jurado Nacional de Elecciones.
Jurado Nacional de Elecciones. | Fuente: Andina

Tal como se había anunciado, el lunes 5 de setiembre se instaló el Tribunal de Honor del Pacto Ético Electoral (PEE), con el firme compromiso por parte de sus integrantes de velar por el cumplimiento de los 23 acuerdos asumidos por las organizaciones políticas que participan en la Elecciones Regionales y Municipales (ERM-2022).

En la ceremonia de instalación, realizada de manera virtual, estuvieron presentes los cinco integrantes del Tribunal de Honor, así como el presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Jorge Luis Salas Arenas, y los magistrados que conforman el Pleno del máximo ente electoral.

Precisamente, el titular del JNE, resaltó que el Tribunal de Honor está conformado por personas respetables, honorables y de comprobada independencia. “Ustedes no dependen del Jurado Nacional de Elecciones ni le harán consultas. Ustedes tienen la libertad más completa para tomar las determinaciones que respecte”, subrayó.

Para las ERM-2022, el Tribunal de Honor está integrado por las abogadas Mariela Noles Cotito, y Marlene Molero Suárez; además del economista e investigador Valerio Paucarmayta Tacuri, el economista Humberto Correa Cánova; y la exjefa del Programa de Descentralización y Buen Gobierno de la Defensoría del Pueblo, la abogada constitucionalista Elena Alvites Alvites.

Entre las funciones de este colegiado se encuentran conocer las denuncias relacionadas con el incumplimiento del PEE, así como promover pronunciamientos cuando este haya sido incumplido. Se trata de una instancia autónoma en el ejercicio de sus funciones y que se sujeta únicamente a los compromisos asumidos en el PEE.

Al hacer uso de la palabra, la abogada Mariela Noles, dijo estar convencida que el “involucramiento activo de los ciudadanos garantizará la continuidad de nuestra democracia”. Por su lado, la también abogada Marlene Molero, señaló que el Tribunal de Honor “es un mecanismo que busca lograr elecciones en las que primen las propuestas y la información veraz en beneficio de la población”.

Mientras tanto, el economista Humberto Correa, consideró que el éxito del Tribunal de Honor “estará garantizado por el comportamiento de quienes postulan a través de sus distintos movimientos y partidos políticos”. En tanto, su colega, el también economista Valerio Paucarmayta, resaltó que “nos encontramos frente al desafío de contribuir a la construcción de un sistema político democrático, con ciudadanos y ciudadanas con valores e íntegros”.

A su turno, la abogada constitucionalista Elena Alvites, sostuvo que la constitución es un escenario en el que ejercemos nuestros derechos de participación, dejando de lado el uso de predicados peyorativos y el uso histórico de la discriminación a grupos que siempre han estado en situación de vulnerabilidad”.

El Tribunal de Honor es un colegiado autónomo, conformado por ciudadanos de reconocida trayectoria profesional y solvencia moral, elegidos de forma libre y consensuada por las organizaciones políticas que suscriben el PEE. Ellos ejercerán sus funciones hasta que concluya el proceso electoral y su desempeño es ad-honorem.