COVID-19
Romina Mella afirmó que se ha observado que el Gobierno utiliza es un doble criterio para el conteo de fallecimientos relacionados a la COVID-19. | Fuente: Andina

La periodista de IDL-Reporteros, Romina Mella, destacó que la información públicada este martes por su portal revela discrepancias entre el reporte oficial del Gobierno y los datos recopilados de empresas funerarias y crematorios de Lima y Callao.

En enlace telefónico con el programa especial Todo sobre el coronavirus de RPP Noticias, indicó que la investigación del citado medio de comunicación halló que hasta el 24 de abril 1 073 fallecidos por la COVID-19 o sospechas por la COVID-19 en Lima y Callao, cuando el Ministerio de Salud (Minsa) aseguraba que eran 330 muertos.

Romina Mella explicó que para el proceso corroborativo se solicitó información oficial al Minsa con los desagregados de la cantidad de personas fallecidas y dónde se produjeron las muertes. 

"Lo que hicimos en ese momento fue poder contrastar la información de la data oficial con dos tipos de fuentes. Una que tenía que ver con los crematorios y las funerarias, que en Lima y Callao ya habían cremado a fallecidos con COVID-19 y bajo la sospecha de COVID-19. Y por otro lado, revisar algunos de los libros de los fallecidos de mortuorios de hospitales, específicamente del Hospital Arzobispo Loayza y del Hospital Hipólito Unanue, y pudimos corroborar profundas discrepancias entre las cifras oficiales", dijo.

La integrante de IDL-Reporteros afirmó que tras solicitar información al Minsa se intentó conversar con voceros del sector como la viceministra de Salud, Nancy Zerpa, la jefa del Comando COVID-19Pilar Mazzetti o el director del Centro Nacional de Epidemiología, pero no se obtuvo respuesta.

"Lo que hemos podido ver ahora es que el Gobierno lo que utiliza es un doble criterio para las cifras. Una para los casos que tienen que ver con enfermos positivos y los sospechosos para el manejo de cadáveres. Pero para presentar la data a los ciudadanos solo se utilizan los casos confirmados", sostuvo.

Sin embargo, advirtió que en las cifras oficiales hay muchos casos de pacientes con COVID-19 que obtuvieron un resultado negativo en las pruebas como fue el caso del excongresista Glider Ushñahua o quienes llegan con toda la sintomatología a los hospitales pero no se hacen las pruebas o salen negativo.

"Tienes a otro grupo de personas que aparecen en las cifras que nosotros hemos publicado que son todas aquellas personas que fallecen en sus domicilios y en la vía pública, algunos de ellos que fueron diagnosticados con la COVID-19 y fueron enviados a sus casas o tenían la sintomatología y no tuvieron pruebas", manifestó.

Esta tarde el ministro de Salud, Víctor Zamora, negó tajantemente que los datos difundidos por su sector en relación a los fallecidos por covid-19 sean manipulados o intenten ocultar información real. Esto en respuesta al informe periodístico de IDL-Reporteros.