El ministro de Salud, Víctor Zamora, participó de la conferencia de prensa. | Fuente: Foto: Minsa

El ministro de Salud, Víctor Zamora, anunció que el Gobierno incorporará en estos días la posibilidad de que la inhumación, además de la cremación, sean las dos posibilidades para cadáveres de personas que fallezcan por COVID-19. En conferencia de prensa, señaló que esta medida se da a recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Hasta el momento, de lo que nosotros tenemos en el país, nos alivia bastante esta recomendación de la Organización Mundial de la Salud porque en el país solamente contamos con 14 crematorios: 6 en Lima", detalló. Momentos antes, el ministro enfatizó que el objetivo del Gobierno es que "cada una de estas personas sea tratada con dignidad y respeto".

Asimismo, mencionó que, del total de fallecidos, la cremación ha sido financiada "en su totalidad" para 115 personas a través del Seguro Integral de Salud (SIS), mientras que otro grupo fue financiado por el seguro social de EsSalud.

Luego de destacar que actualmente "no existen pacientes que estuvieran esperando su cremación", el ministro señaló que esta nueva norma, que será publicada en los próximos días, va a facilitar que los fallecidos sean inhumados en los cementerios locales o en los lugares donde los alcaldes o las beneficencias decidan.

Finalmente, Zamora hizo un llamado a la población "para tratar estos casos con respeto" por el miedo de algunas personas de que los fallecidos sigan contaminando. Al respecto, el ministro explicó que "la ciencia determina que este contagio a través de los fallecidos solamente se extiende, eventualmente, hasta cinco horas posterior a la muerte".