La exministra de Salud Zulema Tomás agradeció las muestras de solidaridad que recibió desde que se dio a conocer que tenía COVID-19. La extitular del Minsa dijo no recordar el lugar donde se contagió de esta enfermedad; sin embargo, mencionó que por su labor de médico es probable que haya estado en contacto con alguna superficie contaminada.

"Me encuentro bien de salud y con todas las fuerzas de que puedo continuar con esta misión tan hermosa que es salvar vidas", fueron sus primeras palabras en diálogo con el programa Encendidos de RPP Noticias. Posteriormente, destacó la importancia de las muestras de apoyo que recibió durante su periodo de cuarentena. "Me siento muy bendecida y agradecida", agregó.

Tomás explicó que antes de ser diagnosticada no presentó tos ni fiebre, sino dolor de cabeza y de garganta. Asimismo, comentó que un detalle que llamó su atención fue que no sentía  olores ni sabores. Precisamente fueron estos últimos síntomas los que la llevaron a realizarse la prueba, la cual arrojó positivo.

"Cuando recibí la noticia, teniendo conocimiento de la letalidad que produce, es como un shock, es angustiante, pero no por uno, sino por el entorno con el que nosotros hemos socializado. Gracias a Dios mis contactos y mi familia salieron negativo", relató.

Asimismo, recomendó a la población no esperar a tener los resultados de la prueba para comenzar a tomar precauciones. En ese sentido, recordó que las mascarillas y el lavado frecuente de manos cumplen un rol fundamental para prevenir contagios, principalmente cuando se tienen algunos síntomas. "De todo corazón, quédense en sus casas y sigan cumpliendo con el aislamiento social, es por nuestro bien", señaló.

La extitular del Minsa también mencionó que cuando le dieron el resultado positivo de esta enfermedad, se aisló en su dormitorio, recibió tratamiento farmacológico y, sobre todo, cumplió con un "reposo absoluto". La doctora explicó que esto último es importante para que el cuerpo recupere las defensas que ha perdido por la enfermedad.

"Como hay una lucha interna, comenzamos a sudar y por lo tanto perdemos líquidos. Por lo tanto, tenemos que hidratarnos -en adultos más de dos litros de agua- y una alimentación rica en proteínas: huevos, carne de pollo y pescado, lentejas. Tenemos miles de insumos alimenticios en nuestro país que permitan nutrirnos bien", detalló.

| Fuente: Andina