Moody’s cambió perspectiva de calificación A3 de Perú a negativa | Fuente: Foto: Andina / Video: RPP Noticias

El presidente Francisco Sagasti consideró que la decisión de Moody's Investors Service de cambiar la perspectiva de las calificaciones de emisor a largo plazo A3 en moneda extranjera y moneda local de Perú a negativa desde estable, entre otros factores, por el deterioro de factores institucionales y de gobernanza en el país demuestra las consecuencias de las tensiones políticas entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo.

"(Es) algo que hemos venido diciendo nosotros y hemos tratado en el Gobierno de restablecer la confianza entre el Ejecutivo y el Legislativo. Tenemos reuniones periódicas con la Mesa Directiva, un trato muy cordial con la presidenta del Congreso, etc.", señaló.

Sin embargo, el presidente destacó que la decisión de Moody's de ratificar la calificación crediticia en A3 debido, principalmente, a las fortalezas fiscales del país", revela que "en otras palabras estamos bien, tienen confianza en nosotros, pero ven nubarrones en el futuro".

En entrevista con RPP Noticias, Francisco Sagasti destacó también que actualmente "el Perú tiene dentro de América Latina una de las calificaciones más altas", pese a que, según recordó, al país "le ha costado muchísimo" tener una buena reputación en los mercados financieros internacionales".

"Todos los que recordamos lo que sucedió en los años 80 y lo difícil que fue reinsertarnos en la comunidad financiera internacional sabemos que hay que tener muchísimo cuidado. En dos, tres años destruimos la confianza que nos tenían los inversionistas con hiperinflación, tiramos 'perro muerto', no le pagamos ni al Banco Mundial. Eso duró tres, cuatro o cinco años y para recuperar la confianza nos tomó 15", recordó.

Lo que revela el informe de Moody's

Como se recuerda, en su estudio, Moody's afirma las calificaciones A3 de emisor a largo plazo en moneda extranjera y local, las calificaciones A3 de la deuda senior no garantizada a largo plazo del gobierno en moneda local y extranjera, la calificación (P) A3 de la plataforma senior no garantizada en moneda extranjera y la calificación A3 del programa de pagarés y CDs en moneda local.

El cambio de perspectiva a negativa desde estable refleja la opinión de Moody's de que un entorno político cada vez más polarizado y fracturado ha estado socavando la eficacia de la formulación de políticas del país, lo que ha llevado a un deterioro progresivo de la fortaleza institucional de Perú. Si se mantiene, esta erosión socavará la resiliencia económica y seguirá pesando en el sentimiento empresarial y perjudicando la inversión.

La confirmación de la calificación A3 refleja la opinión de Moody's sobre la relativa resistencia de la economía peruana y la solidez del balance del gobierno, por ello cree que podrá resistir a los efectos de la pandemia.

Hasta la fecha, el deterioro del balance del soberano ha sido algo contenido y el aumento de la deuda pública ha sido moderado en relación con sus pares.

Los límites máximos del país en moneda local y extranjera se mantienen sin cambios en Aa2. La brecha de cuatro niveles entre el techo en moneda local y la calificación soberana refleja la huella relativamente baja del gobierno en la economía y el sistema financiero, así como la previsibilidad y confiabilidad de instituciones económicas creíbles y de apoyo.

La falta de una brecha entre el techo de moneda extranjera y el de moneda local refleja la ausencia de restricciones de balanza de pagos, controles de capital, controles de tipo de cambio o restricciones en moneda extranjera o local.

La crisis política nos pasó factura

Según la agencia de calificación de riesgo, el debilitamiento de las instituciones en el país son una amenaza para la capacidad del soberano de revertir el deterioro económico y fiscal de los últimos años. 

Refieren que antes de la pandemia, en 2017-2019, el crecimiento económico promedió fue de 2,8% (en comparación con la estimación de crecimiento potencial de 3,3%-3,5% de las autoridades en esos años). La lentitud de la actividad económica se debió en parte a los choques de oferta, al fenómeno meteorológico El Niño y a un entorno internacional más negativo, pero también al escándalo de corrupción Lava Jato. Las tensiones políticas restaron eficacia a la ejecución de las políticas, provocaron una crisis constitucional por el nombramiento de los jueces del Tribunal Constitucional y culminaron con la destitución del Congreso por parte del entonces presidente Martín Vizcarra en octubre de 2019.

A pesar de este hecho, las tensiones políticas continuaron afectando la cohesión institucional. Tras el inicio de la pandemia, una severa contracción del 11,1% del PIB real en 2020 precipitó las políticas del Congreso con un enfoque de corto plazo, el cual Moody's anticipa tendrán efectos fiscales y económicos adversos más allá del período legislativo.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿La variante británica de la COVID-19 es más letal? El Dr. Elmer Huerta responde: