Alan García
El expresidente solicitó asilo en la residencia del embajador uruguayo el sábado por la noche. | Fuente: Andina

La solicitud de asilo que realizó el expresidente Alan García al Gobierno de Uruguay está amparada en la Convención sobre Asilo Diplomático de 1954, que fue firmada por los países integrantes de la Organización de Estados Americanos (OEA).

De acuerdo con la Presidencia uruguaya, García se contactó con el presidente de ese país, Tabaré Vázquez, por teléfono para manifestar su deseo de iniciar los trámites para recibir asilo político y este pedido sería aceptado en el marco de esa convención, según comentó al diario local El País, el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa.

Normativa y procedimiento

La normativa señala en su artículo 1, que todo Estado tiene derecho, en ejercicio de su soberanía, a admitir dentro de su territorio a las personas que juzgue conveniente, sin que por el ejercicio de este derecho ningún otro Estado pueda hacer reclamo alguno.

El expresidente se encuentra en la sede de la embajada de Uruguay en Lima con la intención de realizar la solicitud, la cual debe ser presentada a través del Ministerio de Relaciones Exteriores para ser evaluada por el Poder Ejecutivo de ese país en el marco de los convenios internacionales que hayan suscrito los uruguayos, según comentó el senador oficialista del país oriental, Marcos Otheguy.

Solicitud de asilo

García solicitó asilo en la embajada de Uruguay en Lima, luego de que el Poder Judicial le dictara impedimento de salida del país por 18 meses, mientras se le investiga por una presunta colusión agravada y lavado de activos en el caso Odebrecht en Perú.

Cancillería informó mediante un comunicado, que el embajador de Uruguay en Perú, Carlos Alejandro Barros, les notificó sobre la llegada de García a su residencia en horas de la noche del sábado, donde solicitó el asilo.

El expresidente es investigado por el fiscal contra el lavado de activos José Domingo Pérez Gómez por presuntamente haber recibido un pago de Odebrecht por 100,000 dólares para realizar una conferencia en Brasil, mediante a un intermediario. (Con información de EFE)