Alan García llegó a Lima el 15 de noviembre para declarar ante el fiscal José Domingo Pérez. Dos días después, solicitó asilo político a Uruguay.
Alan García llegó a Lima el 15 de noviembre para declarar ante el fiscal José Domingo Pérez. Dos días después, solicitó asilo político a Uruguay. | Fuente: AFP

Este sábado se cumple una semana del asilo político solicitado por el expresidente Alan García a Uruguay, quien es investigado por el caso Tren Eléctrico y quien argumenta una persecución política, figura descartada por el Gobierno peruano. Así fue la semana del expresidente, quien está en la residencia del embajador de Uruguay desde el sábado 17 por la noche.

17 de noviembre de 2018: El juez Juan Sánchez Balbuena aprobó el pedido de impedimento de salida del país por 18 meses contra Alan García, investigado por supuestos sobornos pagados por Odebrecht para adjudicarse un contrato para la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima durante su segundo gobierno (2006-2011).

García, quien un día antes había dicho ante la prensa que para él no era ningún castigo permanecer en el país, se refugió en la residencia del embajador de Uruguay en Lima para pedir asilo a su gobierno.

18 de noviembre de 2018: La Cancillería confirmó que el exmandatario solicitó asilo conforme a lo dispuesto por la Convención sobre Asilo Diplomático de 1954, de la cual son parte Perú y Uruguay.

El presidente Martín Vizcarra se comunicó con su par de Uruguay, Tabaré Vásquez, para anunciarle que el Perú enviaría en breve toda la información relacionada al pedido de asilo de García Pérez.

19 de noviembre de 2018: A través de un comunicado, la Presidencia de Uruguay informó que decidirá el asilo de Alan García luego de recibir información procedente del Gobierno del Perú.

20 de noviembre de 2018: La Cancillería convocó al embajador de Uruguay en Lima, Carlos Barros, para entregarle una Nota Diplomática a través de la cual recalcó que en el Perú no existe persecución política de ningún tipo.

La Nota Diplomática fue acompañada de un documento explicativo sobre la situación legal de Alan García, elaborado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

21 de noviembre de 2018: La vicepresidenta de Uruguay, Lucía Topolansky, señaló que su país analizará con “prolijidad” el pedido de asilo.

En una carta dirigida a la opinión pública, García insistió en ser víctima de una persecución política, que hay el objetivo de encarcelarlo para humillarlo y que las acusaciones en su contra se basan en “rumores” y “especulaciones”. También que personal de la Fiscalía le informó que iban a pedir su detención preliminar, versión rechazada por el fiscal Rafael Vela, coordinador del equipo del caso Lava Jato.

22 de noviembre de 2018: Congresistas del Frente Amplio se reunieron con representantes políticos del Frente Amplio de Uruguay en la ciudad de Montevideo para explicar que no existe persecución política en el Perú.

23 de noviembre de 2018: Legisladores del Partido Aprista (que lidera Alan García) sostuvieron un encuentro con el expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti en la ciudad de Montevideo.

(Con informaciòn de Andina)