La audiencia fue seguida vía Skype por los imputados, quienes se encontraban en los respectos centros penitenciarios en los que fueron recluidos. | Fuente: Poder Judicial

La Primera Sala Penal de Apelaciones de la Corte del Callao revocó la orden de prisión preventiva de 12 meses dictada contra Rosario Madueño y Jorge Tovar, la pareja de esposos chilenos acusada injustamente de trata de personas.

El Poder Judicial tomó esta decisión en una audiencia realizada este sábado en la sede de la Corte Superior de Justicia de Callao, en la que escuchó tanto a la defensa de los ciudadanos extranjeros como a la representante del Ministerio Público.

La sala concluyó que no hay pruebas que vincule a los imputados con el delito de trata de personas, por lo que consideró que no hay sustento para que se haya dictado una medida restrictiva de tal severidad.

Sin embargo, la Primera Sala Penal de Apelaciones de la Corte del Callao sí consideró que debe investigarse la supuesta comisión del delito de falsedad ideológica al momento de inscribir a los menores como hijos de Madueño y Tovar. Este proceso debe ser seguido por la sala respectiva, por lo que se dictó a los extranjeros una medida cautelar.

La audiencia fue seguida vía Skype por Madueño y Tovar, quienes se encontraban en los respectos centros penitenciarios en los que fueron recluidos.

La defensa de Madueño y Tovar

Luis Felipe Cortez, abogado de los ciudadanos chilenos, dijo durante su alocución que Rosario Madueño y Jorge Tovar llegaron a Perú en 2013 para iniciar los tratamientos de fertilidad, pero resultan infructuosos. El letrado reveló que Madueño sufrió tres pérdidas en los meses siguientes.

Debido a esto, los médicos en Perú le plantean la posibilidad de someterse a un tratamiento de vientre de alquiler, en el que se utilizó un óvulo donado anónimo y los espermatozoides del señor Tovar. El abogado detalló que hubo un acuerdo privado con una persona voluntaria, identificada como Isabel, que accedió a llevar a término el embarazo.

Según Cortez, estos actuados están probados con documentación de la clínica donde realizaron el procedimiento, así como el acuerdo firmado entre los ciudadanos extranjeros y la señora. Sin embargo, cuestionó que “no se tomó en cuenta nada de los que presentamos” en la primera instancia.

En la audiencia, el abogado presentó la prueba de ADN realizada a los menores, que arrojó que efectivamente Jorge Tovar es el padre. Evidentemente, Rosario Madueño no salió compatible, ya que no se utilizó su óvulo en el procedimiento médico.

Para el abogado, todo lo mostrado evidencia que no se puede hablar de un caso de trata de personas, más aún teniendo en cuenta que Tovar es el padre biológico de los menores. “No hay ningún indicio que es una banda, que han comprado los bebés o que los vayan a vender o explotar sexualmente en Chile”.

Lo que dijo la Fiscalía

En tanto, la fiscal Rosario Elena Carpio Cortez reconoció que “no ha sido posible determinar hasta el momento” que exista el delito de trata de personas en el caso de esposos chilenos que fueron detenidos y posteriormente encarcelados de manera preventiva por intentar sacar a unos bebés que concibieron por la modalidad de maternidad subrogada.

“Han perdido consistencia los elementos que sirvieron para dictar esta prisión preventiva. Este Ministerio Público, defensor de la legalidad, no le queda persistir en la prisión preventiva. Sería arbitrario”.

Sin embargo, advirtió que sí debe haber una investigación sobre la filiación de los padres con los menores, que no está legislado en el Perú en este tipo de casos, pese a haber jurisprudencia al respecto.

“Lo que no está permitido es que la documentación (la inscripción de los bebés) quede a criterio de una persona que no tiene autoridad para decidir. No existe legislación al respecto. Eso tiene que determinarlo la justicia. Tiene que haber un control de este tipo de filiaciones”.


¿Qué opinas?