Keiko Fujimori permanece en la sede de la Prefectura. | Fuente: Foto: Andina

Keiko Fujimori  fue arrestada por tener una orden de detención preliminar contra ella y otras 19 personas como parte de una investigación por los presuntos aportes de Odebrecht a la campaña de su partido en el 2011. La orden del juez Richard Concepción Carhuancho se basa en "fundados elementos de convicción" que relacionan a los implicados "con el delito de lavado de activos, peligro de fuga y obstaculización" de la investigación.

La investigación se centra en la constitución de una organización criminal en el interior del partido Fuerza Popular que, según José Domingo Pérez, fiscal a cargo del caso, tenía entre sus fines obtener el poder político, recibiendo para ello aportes ilícitos provenientes de actos de corrupción de Odebrecht.

El objetivo de estos incentivos sería que, una vez siendo gobierno, el partido retribuyera estos aportes ilícitos en los tres poderes del Estado: mediante el otorgamiento de obras sobrevaluadas (Ejecutivo), beneficios normalitos (Congreso) y/o favorecimiento judicial "continuando así como un mecanismo de corrupción empresarial y estatal".

Niveles de la organización criminal, según el fiscal:

Liderazgo y jefatura: Keiko Fujimori Higuchi (presidenta del partido).

Líderes y encargados de la captación de dineros ilícitos: Jaime Yoshiyama (Secretario Nacional General) y Augusto Bedoya (Secretario Nacional de Economía).

Encargada de la administración y colocación de los dineros ilícitos captados: Adriana Martínez de Cortes (tesorera alterna del 2009 al 2012). 

Colaboradores de la presunta organización criminal:

Un primer grupo lo formarían personas con vínculos de familiaridad, amistad, laboral y empresarial que habrían figurado como aportantes para ingresar fondos de procedencia ilícita.

Un segundo grupo personas que, teniendo vínculos entre ellos por familiaridad, amistad o laboral, o por tener estos vínculos con miembros de Fuerza 2011, habrían colaborado con la organización aceptando ser aportantes sin haber acreditado dicho aporte personal. Uno de estos sería Ytalo Pachas Quiñoes, entre otros. Ellos habrían prestado sus nombres para aparecer como aportantes cuando en realidad no lo serían. Según la Fiscalía, de esta manera habrían colaborado con el ocultamiento de estos dineros e incluso habrían recurrido al ofrecimiento de dinero de otros testigos para que declaren falsamente haber aportado dinero al partido en su campaña del año 2011.

En un tercer grupo se encuentran personas que habrían colaborado con la organización criminal cumpliendo la función de transportar y/o depositar los dineros de procedencia ilícita en las cuentas del partido Fuerza 2011. Esto se habría identificado por medio de los vouchers de depósito bancario en los que aparecen firmas recurrentes y en pocos casos los números de DNI. En este grupo se ha identificado a Ángela Bautista Zeremelco y Daniel Mellado Correa.

Finalmente, en un cuarto grupo, personas que habrían realizado actos de ocultamiento y/o obstrucción de la investigación a favor de la organización criminal, captando a falsos aportantes y perturbando la averiguación de la verdad. Aquí se encuentran involucrados Erick Matto Monge, Luis Alberto Mejía LeccaJorge Javier Yoshiyama Sasaki y otros.

0 Comentarios
¿Qué opinas?