La Fiscalía investiga a Keiko Fujimori y a su partido por presunto lavado de dinero. Este miércoles, el Poder Judicial aprobó su detención preliminar. | Fuente: Andina

La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, fue detenida de manera preliminar la mañana de este miércoles en la sede del Ministerio Público. Esto, luego de que el magistrado del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Sala Penal Nacional, Richard Concepción Carhuancho, aprobara el pedido del fiscal José Domingo Pérez. Este último investiga a Fujimori por el presunto delito de lavado de activos en el marco del caso conocido como "Cócteles". Según la orden judicial, la detención de la excandidata presidencial se extenderá por diez días.

De acuerdo con las indagaciones fiscales, Fuerza Popular habría disfrazado dinero de origen ilícito -presuntamente proveniente de la empresa brasileña Odebrecht- en forma de donaciones recaudadas en cinco celebraciones de cócteles durante las campañas electorales de 2011 y 2016. La suma asciende a S/ 4’383,591 y el partido no habría consignado los nombres de los aportantes en su declaración financiera. Aquí la explicación del caso que complica legalmente al partido naranja.

La búsqueda de los aportes

En agosto de 2016, la Fiscalía de Lavado de Activos abrió investigación preliminar contra Keiko Fujimori por presuntamente haber recibido aportes de la constructora brasileña Odebrecht para sus dos campañas presidenciales. En un inicio, fue el fiscal Germán Juárez Atoche quien se encargó de las pesquisas. Los montos registrados en los cócteles tendrían irregularidades, según indicó.

En junio de 2017, el portal IDL Reporteros reveló que en una agenda del empresario Marcelo Odebrecht se encontró la frase “Aumentar Keiko para 500 e eu fazer visita”. Esto permitió a la Fiscalía tener una pista.

En septiembre de ese mismo año, el fiscal José Domingo Pérez asumió la investigación en reemplazo de Juárez Atoche. Este siguió la línea de las pesquisas contra Fuerza Popular, su lideresa y el secretario general del partido, Jaime Yoshiyama. Un mes después, adecuó la investigación a la Ley de Crimen Organizado y amplió a 36 meses el plazo para la investigación.

Se complica la situación

Luego de que Marcelo Odebrecht declarara ante fiscales peruanos en noviembre de 2017, el diario El Comercio reveló que el empresario brasileño confesó que sí hubo una entrega de dinero y que “probablemente” haya sido de US$ 500,000. Sin embargo, aclaró que para más detalles se debía consultar con Jorge Barata, quien fue representante de su compañía en Perú.

A inicios de diciembre, el fiscal Pérez realizó un allanamiento a dos locales de Fuerza Popular para ubicar libros contables que corroboren los aportes de sus militantes que fueron presentados a la ONPE. Ese mismo día, la institución advirtió indicios de que el partido fujimorista utilizó "contabilidad paralela" en las finanzas de la campaña 2011, para ocultar el presunto dinero entregado por la constructora brasileña Odebrecht. Una semana después, se allanó las viviendas de presuntos falsos aportantes.

Días después, el dominical Cuarto Poder denunció que Fuerza Popular tuvo aportes fantasmas. Como ejemplo, puso los casos de Segundo Pulanche y Jorge Becerra, dos ex militantes fujimoristas que aportaron S/ 13,845 a favor de Fuerza 2011, siempre siguiendo la versión del programa. Sin embargo, negaron haber realizado tal depósito.

Aunque es temporal, la detención preliminar de Keiko Fujimori podría agravar su futuro legal y político. El juez Concepción Carhuancho dictó la misma medida para otras 19 personas, incluyendo a Jaime Yoshiyama. 

0 Comentarios
¿Qué opinas?