Nadine Heredia fue quien pidió el aporte económico a OAS, según un colaborador eficaz. | Fuente: Andina

La empresa brasileña OAS firmó un contrato simulado con Rocío Calderón, amiga de Nadine Heredia, para financiar la campaña presidencial de Ollanta Humala, confesó un colaborador eficaz a la Fiscalía peruana, según información revelada este martes por el diario El Comercio.

El testigo N° 101-2019 aseguró que, en el primer semestre de 2009, Leo Pinheiro, presidente de OAS, le pidió a Valfredo de Assís, ex gerente general de la constructora en Perú, un acercamiento con Ollanta Humala, quien en ese entonces era un potencial candidato presidencial (ya había perdido ante Alan García en la campaña de 2006).

Tras ello, de acuerdo con la versión del colaborador, se realizó una cena en Miraflores, en la que se dio el contacto. De Assís les planteó a los líderes nacionalistas el interés de la empresa en ejecutar grandes obras en Perú y les dijo que “los partidos de izquierda en el Brasil solo llegaron al gobierno cuando entendieron que el empresariado no era su enemigo”.

Según esta versión, fue la propia Nadine Heredia quien -culminada la cena- le solicitó al representante de OAS un aporte económico para afrontar sus actividades proselitistas. “Pidieron un apoyo que quedó en diez mil dólares mensuales y, como en esa época la empresa OAS no tenía obras en desarrollo en Perú, entonces la solución que tenía para hacer los pagos era buscar un contrato ficticio”, refirió el testigo.

De a acuerdo con el colaborador, Valfredo de Assís le preguntó a Nadine Heredia si tenían alguien de confianza para que OAS “lo contacte”, y la lideresa nacionalista le dio el nombre de su amiga, Rocío Calderón.

El testigo aseguró que, dos días después de este contacto, Calderón Vinatea llamó a De Assís y concertaron una reunión en las propias oficinas de OAS en Perú, tras lo cual firmaron el mentado contrato ficticio por un plazo de 12 meses.

“Todos los meses, a partir de esa fecha, OAS efectuaba los pagos en forma mensual por medio de cheques, al inicio, y posteriormente también mediante transferencias electrónicas que eran pagos regulares realizados por la tesorería de la compañía en forma regular”, contó el colaborador eficaz.

Culminado el contrato, ya en 2010, Nadine Heredia pidió extender el contrato por seis meses más, de lo cual se desprende que la Rocío Calderón recibió 180 mil dólares por parte de OAS.

El diario El Comercio se contactó con Ricardo Elías Puelles, abogado de Calderón Vinatea, quien negó conocer la versión del colaborador, pero aseguró que los servicios que brindo su patrocinada a OAS “se encuentran documentados”.


¿Qué opinas?