Pablo Sánchez espera que la Fiscalía de la Nación continúe con las mismas líneas estratégicas en la investigación de 'Los Cuellos Blancos del Puerto'. | Fuente: Andina

El fiscal supremo Pablo Sánchez espera que "se deje trabajar" a la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, y confía en que su despacho continúe la investigación de 'Los cuellos blancos del puerto' con "las mismas líneas estratégicas e hipótesis de trabajo", luego de que él fuese apartado del caso por la Junta de Fiscales Supremos.

"Estimo que la investigación continuará en el despacho de la Fiscalía de la Nación con las mismas líneas estratégicas e hipótesis de trabajo", señaló en un comunicado.

Sánchez recordó que inició las indagaciones por "expresa excusa" del extitular del Ministerio Público (MP), Pedro Chávarry, presuntamente implicado en el caso, "porque no se podía entrevistar a sí mismo" y luego por delegación de la propia Fiscalía de la Nación.

"Pese a los constantes ataques e infamias de algunos investigados, he desarrollado la investigación con independencia, autonomía y plena objetividad", afirmó.

Señaló que tiene a su cargo más de 20 carpetas fiscales relacionadas al caso, así como aspirantes a colaboradores eficaces, testigos protegidos, diligencias y audiencias programadas que "esperemos no se afecten ante esta decisión".

En ese sentido, destacó las coordinaciones hechas con las fiscales a cargo del caso Rocío Sánchez y Sandra Castro, quienes "deberán continuar el esforzado y buen trabajo que realizan".

Por otro lado, expresó su preocupación por la situación que atraviesa la Junta de Fiscales Supremos, pues, según dijo, existe una mayoría que podría decidir diversos aspectos que no necesariamente están expresados como facultades de ese colegiado en la Ley Orgánica del MP.

"Espero que se deje trabajar ahora a la fiscal de la Nación y a todos los fiscales que valientemente vienen luchando contra la corrupción y por eliminar una oscura etapa de impunidad de nuestro país", remarcó.

¿Qué opinas?