El fiscal supremo Tomás Gálvez Villegas anunció este miércoles que solicitará que la Junta Nacional de Justicia (JNJ) se inhiba de ver su caso. Ello luego de que el organismo iniciara un proceso disciplinario en su contra que podría llevar a su destitución.

En entrevista con ¿Quién tiene la razón? en RPP Noticias, Gálvez afirmó: "Voy a pedir que se inhiban en mi caso por haberme discriminado de algún modo y por falta de imparcialidad".

El fiscal supremo aseguró que "tenía mucha esperanza" en la JNJ, pero que después de que le notificaran sobre el proceso abierto contra él y el fiscal Pedro Chávarry, ahora tiene "serias dudas" sobre la "objetividad e imparcialidad" de la institución.

Asimismo, denunció una supuesta diferenciación de trato. "Para mí y para otros han establecido un proceso inmediato donde prácticamente no hay investigación donde se recabe las pruebas; y para otras personas, [contra las] que hay evidencias de interferencia en la administración de justicia, solo le abren investigación preliminar", señaló sin referirse a alguien en concreto.

También afirmó que ya presentó los descargos correspondientes en los que, asegura, demuestra que no tiene "nada que ver con las imputaciones" que le hacen.

Por otro lado, se refirió al informe emitido por el fiscal supremo Pablo Sánchez, en el que concluye que Gálvez Villegas habría sido un "hombre clave" en la organización criminal denominada 'Los cuellos blancos del puerto'.

"Ese informe es pura invención de Pablo Sánchez. Él obviamente tiene temor de que yo continúe en el Ministerio Público, porque tarde o temprano se va a saber que él sería la cabeza de todo este grupo que apoya a Odebrecht y demás consorciadas", aseveró.

Además, sostuvo que las acusaciones de su colega tendrían una motivación específica: "Como estoy en línea de carrera para ser fiscal de la Nación, a él le aterra" esa posibilidad.

| Fuente: