Una investigación contra 'Caracol' y 'Rencito' fue el origen de los audios en el CNM

La Fiscalía encontró que jueces, fiscales y policías eran nexos de las bandas criminales que ambos narcotraficantes lideraban.

Tanto 'Caracol' como 'Rencito' coordinaron una alianza para dominar el tráfico de drogas en el Callao, luego de que Gerald Oropeza fuera capturado en 2015. | Fuente: AFP / Andina

Los audios que evidencian tráfico de influencias y corrupción en el sistema judicial peruano y que han puesto en jaque a varios jueces, fiscales y personajes de la política tuvieron su génesis en una investigación realizada a una mafia de tráfico de drogas.

La Fiscalía contra la Criminalidad Organizada empezó investigando a la banda “Las castañuelas de Rich Port” y terminó mostrándole al país cómo transaban con jueces, fiscales y abogados. En 2014, este equipo interceptó llamadas telefónicas legales a un poco más de 20 personas vinculadas a esta red de narcotráfico, según informaron Cuarto Poder y Panorama.

Los tentáculos de 'Caracol'

Lo extraño en estas interceptaciones era que dos emisores de estas llamadas provenían desde el Penal Sarita Colonia, a uno lo llamaban ‘Viejo’ y a otro, el ‘Doctor’. Este último es un triste personaje delictivo del país, se trata de Gerson Gálvez Calle, alias ‘Caracol’.

El 80% de las conversaciones filtradas eran sobre narcotráfico, mientras que el 20% restante eran sobre extorsión, sicariato, corrupción con miembros del Inpe y del Poder Judicial del Callao.

Aquí se pudo conocer que el brazo legal de 'Caracol' era Moisés Mere Ruíz, quien tenía llegada con abogados, jueces y fiscales del Callao. Mere, a petición de Caracol, habla con magistrados para pedir liberar a sus amigos y también para que les dicten sentencias largas a sus enemigos.

Otro operario del conocido ‘Caracol’, quien sembró el terror en el Callao, fue Eduardo Pérez Coronado, alias ‘Morote’. Este último también coordinaba con funcionarios del Poder Judicial del Callao.

Los abogados del mal

Durante esta investigación se demostró que la banda de ‘Caracol’ tenía fuertes nexos en el Poder Judicial, por ello, la fiscal Rocio Sánchez decide abrir una nueva carpeta de investigación por tráfico de influencia y corrupción.

Tras la apertura de esta nueva carpeta, los primeros en ser investigados fueron dos abogados. Uno de ellos es Víctor Maximiliano León Montenegro, ex magistrado del Callao a quien llamaban ‘Kirin’. El otro aún sin identificar, era el contacto de alias ‘Morote’, quien le pedía ayuda para él y para su cómplice conocido como Lou Lance Muñoz Ramírez, alias ‘Lance’.

Las indagaciones hechas en las grabaciones también evidenciaron que Caracol se comunicaba con su enemigo Renzo Espinoza Brissolesi, alias ‘Rencito’, para que hagan apoyo colaborativo en temas de narcotráfico, es decir una alianza.  

Cuando ‘Rencito’ fue capturado en 2015, le decomisaron computadoras y celulares. Este año, la Fiscalía encontró que la laptop y celulares de Rencito no habían sido analizados. Es más, en un celeular de marca Blackberry se encontró que toda la información había sido borrada y sería imposible de recuperar, lo que hace sospechar que hubo alguien que hizo ese trabajo dentro de la Policía o la Fiscalía. 

¿Qué opinas?