5 proyectos de transporte que prometían una revolución, pero fracasaron

Inventos como el monorriel, los autos para una persona y el jet pack no se hicieron masivos y no han generado ningún cambio revolucionario en el transporte.

Las nuevas formas de viajar que aparecen con los avances tecnológicos no siempre terminan teniendo éxito. Su base sobre nuevos estándares de infraestructura requiere enormes cambios y de grandes inversiones, y su penetración de mercado es lenta, por eso muchas veces fracasan. Inventos como el monorriel, los autos para una persona y el jet pack no se hicieron masivos y no han generado ningún cambio revolucionario en el transporte.

1 Monorriel. La idea de una vía de tren elevada apareció desde el siglo XIX. Fue recién en 1956, en Houston, Texas, que se inauguró la primera de ellas con el esplendor de la fibra de vidrio. Llegó a Japón, pero la popularidad del automóvil y el crecimiento de las ventas acabaron con el éxito del monorriel. En la actualidad funcionan en aeropuertos y parques temáticos (Disney World) y algunas ciudades, recuerda la web de la BBC.

2 Cintas desplazadoras. La primera cinta desplazadora data de 1893 y apareció en la Exposición Mundial Colombina, en Chicago. Siete años después, también fue la atracción de la feria de París. Ahora solo se las ve y usa en los aeropuertos pese a que hace más de un siglo se creía que cambiarán la manera de caminar para siempre en todas las ciudades. Su fracaso fuera de los aeropuertos se debe a que requieren un alto mantenimiento y ambientes de bajo riesgo para su funcionamiento.

3 Trenes neumáticos. En sus inicios, se buscaba que los vagones fueran cilíndricos. Estos transportaría de un lugar a otro por la presión del aire en cada extremo del túnel. En 1864 se construyó un tren con esas características en Londres y se intentó implementar en New York. Sin embargo, tuvieron vidas cortas y fracasaron. Lo más parecido hoy es el proyecto del Hyperloop que iría a 1200 Kilómetros por hora.

4 Autos para una persona. Apareció luego de la Segunda Guerra Mundial. El ejemplo más famoso fue el carro más pequeño del mundo Peel P50 de fabricación británica. Salió al mercado en 1962, tenía tres ruedas y 1,37 metros de largo. Solo se produjeron 50 unidades y se vendían a 260 dólares cada una. El modelo fue retirado en 1965 y ahora los autos para una persona están relegados a competencias de carrera.

5 Jet pack. En 1961 el ejército de Estados Unidos logró construir y mostrar el funcionamiento de una unidad, una especie de mochila capaz de hacer que una persona pueda suspenderse en el aire y convertirse en un cohete humano. Se hizo popular en 1965 en una película de James Bond. En la actualidad son considerados excentricidades de los más adinerados. También tienen cierta popularidad los modelos que utilizan agua como mecanismo de propulsión.


Sepa más:
¿Qué opinas?