Las tapas adheridas buscan que se pueda reciclar toda la botella con más facilidad.
Las tapas adheridas buscan que se pueda reciclar toda la botella con más facilidad. | Fuente: Coca-Cola

La presentación de la Coca-Cola será diferente en Reino Unido con un nuevo diseño de la botella.

La nueva versión de la botella de Coca-Cola mantendrá unida la tapa a la botella en busca de que sea más fácil de reciclar.

“Todas las botellas de Coca-Cola, incluidas las tapas, han sido 100% reciclables por muchos años pero no son recicladas completamente”, reseña la filial de Reino Unido.

“Las tapas son usualmente descartadas y botadas. El nuevo diseño hace que la tapa se mantenga conectada a la botella luego de abrirse para que toda la botella plástica y la tapa adherida puedan ser recicladas juntas reduciendo el potencial de que sean desechadas manteniendo una experiencia positiva para el consumidor”, explica el comunicado.

No solo la Coca-Cola

Las botellas con tapa adherida empezarán a ofrecerse en las versiones de 1.5 litros de Fanta, Coca-Cola Zero y Diet.

Se prevé que este cambio llegue a todas las botellas de Coca-Cola a inicios de 2024.