La suite de Adobe no podrá ser usada en Venezuela por decreto del gobierno norteamericano. | Fuente: Composición

Las medidas del gobierno de Donald Trump en contra de Venezuela han alcanzado un nuevo nivel. Debido a la orden ejecutiva 13884 impuesta por La Casa Blanca, se ha prohibido la interacción comercial de todas las empresas norteamericanas y el uso de sus servicios en Venezuela.

Una de las primeras en adoptar la medida es Adobe quien ha suspendido todas las licencias de Creative Cloud para cuentas creadas en el país sudamericano. Los usuarios de programas como Photoshop, Illustrator e InDesign no podrán usar estas aplicaciones desde el día de hoy. Sin embargo, la compañía ha brindado un periodo de gracia a todos los usuarios venezolanos para que descarguen el contenido de su propiedad de la nube hasta el 28 de octubre.

A través de un comunicado publicado en la página web de Adobe, se ha informado que no habrá reembolsos por la cancelación de los servicios, alegando que “la orden 13884 ordena el cese de toda actividad con las entidades incluyendo ventas, servicios, soporte, reembolsos, créditos, etc”.

Esta situación genera una grave crisis para todos los venezolanos que usan como herramienta de trabajo estos programas de diseño. El acceso a las aplicaciones del Creative Cloud es un requerimiento para tener relaciones comerciales con empleadores del exterior. La posibilidad de que otras compañías estadounidenses prohíban el acceso a los usuarios del país es factible y supone un duro golpe para la gestión de Nicolas Maduro.

¿Qué opinas?