Uber sufre un descenso de viajes de hasta 50% en algunas ciudades | Fuente: Uber

Las empresas tecnológicas siguen resintiendo el duro golpe propinado por la expansión del COVID-19, la nueva cepa de coronavirus que también afecta a diferentes industrias a nivel global. Debido a los periodos de cuarentena impuestas por autoridades sanitarias en varios países del mundo, las compañías de taxi por aplicación han perdido una enorme cantidad de usuarios activos. En el caso de Uber, reportes señalan que reducen hasta en 50% de viajes en ciudades como Seattle, Washington. Tras estos números, la firma internacional decidió congelar los procesos de contratación hasta el 31 de mayo.

 En un comunicado interno distribuido a 22 mil empleados de la compañía, la directora de personal en la empresa, Nikki Krishnamurthy señaló algunos puntos críticos de lo ocurrido:

"La crisis de COVID-19 continúa evolucionando rápidamente, por lo que el equipo ejecutivo ha pasado los últimos días desarrollando planes para este período difícil, para Uber y para el mundo. Parte de eso significa anticipar los posibles impactos en nuestro negocio, y tomando pasos difíciles pero decisivos ahora para adelantarse a ellos.

Después de varias discusiones, hemos decidido pausar las nuevas contrataciones en toda la compañía hasta el 31 de mayo, cuando reevaluaremos y mantendremos el rumbo o reiniciaremos el reclutamiento ".

Pese al momento negativo, la compañía ha encontrado en Uber Eats una oportunidad sostenible en tiempos de Coronavirus. La división de delivery genera el 25% de los ingresos brutos, y ya anunciaron un plan para beneficiar a 100 mil restaurantes con compensaciones en pagos dentro de la plataforma.

La gran apuesta de Uber se centra en Hong Kong, ciudad que recientemente ha levantado las restricciones de movimiento por COVID-19 y que parece retomar la rutina laboral. Además de esta posibilidad, Uber ha considerado establecer medidas de cuidado para sus choferes, enviándolos a casa por cuarentena y con un pago de dos semanas basado en su desempeño promedio en los últimos seis meses.

¿Qué opinas?