Airtags
Los AirTags cuestan 100 dólares en paquete de 4 unidades. | Fuente: Unsplash

Los Airtags de Apple se están convirtiendo en una herramienta de acoso contra las mujeres en Estados Unidos.

La BBC reporta el testimonio de al menos 6 mujeres que fueron vigiladas y acosadas por desconocidos debido a la funcionalidad del dispositivo de Apple.

AirTags sirviendo para el acoso

Estos dispositivos del tamaño de un botón están diseñados para funcionar con la red "Encontrar" de Apple para localizar objetos perdidos. Pero ha habido múltiples informes en EE. UU. de que los dispositivos están siendo utilizados para rastrear personas.

En la mayoría de los casos denunciados, las mujeres acosadas explicaron que recibieron una alerta en su teléfono de que un dispositivo desconocido había estado siguiendo sus movimientos y al abrir la app podían observar la ruta completa de quien las seguía, de su trabajo a su casa, según el medio.

"Si creaste un artículo que es útil para rastrear artículos robados, entonces también creaste una herramienta perfecta para acosar", dice Eva Galperin, directora de seguridad cibernética de Electronic Frontier Foundation. "Hablé personalmente con varias personas que encontraron AirTags entre sus cosas", agrega.

Apple sabía, mucho antes de comercializar los AirTags, que podían usarse para actividades delictivas. Al lanzarlos, Apple dijo que "los AirTags están diseñados para rastrear elementos, no personas".

Pero las malas intenciones están al día a día y, lo peor, es que una vez descubiertos, los acosadores pueden apagar el dispositivo de manera sencilla para despistar a la víctima. 

"Los AirTags emiten un pitido de 60 decibeles y es realmente fácil de silenciar", dice Galperin.

"Podría amortiguarlo simplemente cerrándolo en mi puño. Podría amortiguarlo colocándolo entre dos almohadones del sofá. Es imposible escucharlo colocándolo, por ejemplo, debajo del parachoques de tu automóvil", agrega.

Los dispositivos no están disponibles solo para el acoso, sino que también para el robo de autos. La Policía Regional de York viene reportando estos casos desde setiembre de 2021, y ya suman cinco denuncias en proceso de investigación para identificar a la red de ladrones que esconde las etiquetas de Apple para poder identificar el lugar en donde el vehículo es estacionado. Estos AirTags son colocados en estacionamientos de supermercados o centros comerciales, mientras los propietarios están lejos.

Por el momento no hay mayores soluciones y algunos expertos piden a la empresa encontrar una solución contra estos casos. 

La BBC planteó estas críticas a Apple, y la compañía respondió: "Nos tomamos muy en serio la seguridad del cliente y estamos comprometidos con la privacidad y la seguridad de AirTag (...) Si los usuarios alguna vez sienten que su seguridad está en riesgo, se los alienta a ponerse en contacto con las autoridades locales, que pueden trabajar con Apple para proporcionar cualquier información disponible sobre el AirTag desconocido".

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.