Samsung
Samsung tiene que batallar para evitar el espionaje empresarial. | Fuente: Flickr

El espionaje corporativo puede ser una amenaza para empresas grandes como Samsung, por esta razón se deben asegurar que sus secretos comerciales permanezcan protegidos para evitar alguna ventaja empresarial.

Cuanto más grande es la empresa, más empleados tiene y por ende la seguridad se hace más compleja. Samsung tiene en cuenta esto y hace todo lo posible para evitar que se filtren sus secretos.

El ejemplo más reciente es el arresto de dos investigadores senior de Samsung Display en agosto de 2020, quienes fueron acusados de intentar filtrar la tecnología de producción de paneles OLED de Samsung a China.  

Samsung
Samsung evito que se filtrara la tecnología de producción de sus pantallas OLED. | Fuente: Unsplash

Corea del Sur apoya a Samsung

El caso se encuentra actualmente en juicio. El informe realizado por Nikkei muestra cómo Samsung tiene que evitar que se filtre información. Incluso el servicio de inteligencia del gobierno de Corea del Sur está apoyando a Samsung para evitar que ninguna información comercial salga del país.

Samsung desactiva las cámaras y las funciones de grabación de audio de los teléfonos inteligentes de sus empleados cuando están en los laboratorios y fábricas.

Además, el papel utilizado para las fotocopias tienen una lámina de metal para evitar que los empleados copien información confidencial y si alguien intenta salir del edificio, sonará una alarma.

Sin embargo, algo que no pueden contralar es evitar que cualquier trabajador renuncie y se vaya a una empresa china, pero los que hacen eso son mal vistos y a menudo tienen que cambiar de nombre para no ser rastreados por sus antiguos empleadores. 

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.

Sepa más: