Song Liuping, Jefe de la Oficina Legal de Huawei | Fuente: RPP

Un nuevo movimiento en el caso Huawei. El gigante tecnológico ha presentado una moción para invalidar la decisión del gobierno de los Estados Unidos de bloquear los acuerdos comerciales entre las empresas de tecnología y la marca china de teléfonos. La Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA por sus siglas en inglés), promulgada en 2019, establece este bloqueo en función de preservar la seguridad e integridad del país, un principio que las autoridades de EE. UU. aun no logran demostrar en el caso específico de Huawei.

Song Liuping, Jefe de la Oficina Legal de Huawei, señaló en conferencia de prensa que usar la ciberseguridad como pretexto para castigar a Huawei “no hará que las redes sean más seguras. Esto dará una falsa sensación de seguridad y desviará la atención de los desafíos reales a los que las compañías deben hacer frente.”

“Los políticos en Estados Unidos están usando la fuerza de toda una nación para perseguir a una compañía privada. Esto no es normal, casi nunca se ha visto en la historia. El gobierno de Estados Unidos no ha proporcionado pruebas que demuestren que Huawei es una amenaza para la seguridad. No hay pistola, no hay humo. Sólo especulación”, finalizó.

En su moción, Huawei argumenta que la Sección 889 de la NDAA de 2019 señala a Huawei por nombre y no sólo prohíbe a las agencias del gobierno estadounidense comprar equipos y servicios de la compañía, sino que también les prohíbe contratar u otorgar subvenciones o préstamos a terceros que compren equipos o servicios de Huawei, incluso si no hay impacto o conexión con el gobierno de Estados Unidos.septiembre.  

Song también comentó sobre la adición de Huawei a la “Lista de Entidades” (Entity List) del Departamento de Comercio de Estados Unidos hace dos semanas: “Esto sienta un precedente peligroso. Hoy son las telecomunicaciones y Huawei. Mañana podría ser cualquier otra industria, empresa y consumidores”.

Glen Nager, abogado principal de Huawei para el caso, dijo que la Sección 889 de la NDAA de 2019 viola la Bill of Attainder (cuando se encuentra a alguien culpable sin juicio de por medio), el debido proceso y las cláusulas de adquisición de la constitución de Estados Unidos, concluyendo que -por lo tanto- el caso amerita la moción conocida como “cuestión de ley”,  dado que no se han presentado hechos en la cuestión, lo que justifica la moción de un juicio sumario para acelerar el proceso.

Huawei sostiene que la supresión de la compañía en Estados Unidos no ayudará a que las redes sean más seguras y espera que ese país adopte el enfoque correcto, así como medidas honestas y efectivas para mejorar la ciberseguridad para todos, si el objetivo real es la seguridad.

De acuerdo con el orden de programación judicial, una audiencia sobre la moción está agendada para el 19 de setiembre. 

¿Qué opinas?