Genesis
Genesis es una víctima más de los estragos causados por la caída de FTX hace unos meses. | Fuente: CoinDesk

Genesis es la nueva víctima de los efectos adversos en el mercado de las criptomonedas tras la caída de FTX. La empresa dedicada a préstamos de monedas digitales se ha declarado en bancarrota oficialmente en un movimiento similar al que se vio hace algunos meses con BlockFi. Tres de las empresas del conglomerado fueron sumamente afectadas por la debacle de la plataforma de exchange de Sam Bankman-Fried, lo que desembocó en su quiebra.

Según la nota de prensa que publicaron, en realidad son tres las firmas que se han acogido a lo que señala el capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos: Genesis Global Holdco y sus subsidiarias Genesis Asia Pacific y Genesis Global Capital. En específico, son estas dos últimas las que brindaban el servicio de préstamos de criptomonedas.

Sin embargo, es importante resaltar que no todas las compañías que componen a este grupo han caído en bancarrota. En específico, Genesis Global Trading, descrito como uno de los “bancos de inversiones cripto” de mayor relevancia a nivel mundial, y otras empresas relacionadas que se dedican al trading y custodia de activos digitales siguen funcionando con normalidad.

Los efectos de la caída de FTX

El reporte indica que, de las tres firmas en quiebra, Genesis Global Capital fue la más afectada. Esta compañía se encargaba de dar préstamos usando las criptomonedas de sus clientes para generar una tasa de interés a su favor. No obstante, una gran parte de los activos digitales con los que trabajaba se perdió cuando la plataforma de exchange FTX colapsó, impidiendo que los usuarios puedan recuperar sus fondos.

Los documentos de la bancarrota mencionan que Genesis Global Capital realizó una estimación con sus activos y pasivos para llegar a la conclusión de que se encontraban en un rango de entre 1.000 y 10.000 millones de dólares. Sus acreedores, que son más de 100.000 e incluyen a otras empresas de la industria de criptomonedas, señalan que la empresa les debe más de 3.500 millones de dólares. Entre ellos se incluye Gemini, exchange de los hermanos Winklevoss, y en su caso, la deuda asciende a los US$900 millones.

Por otra parte, la situación de Genesis Global Holdco y Genesis Asia Pacific es más favorable ya que ambas firmas reportaron activos y pasivos entre los 100 y 500 millones de dólares según sus estimaciones.

Los vínculos entre Genesis y FTX

Esta situación crítica para Genesis Global Capital y el conglomerado en general apareció en noviembre de 2022, unas cuantas semanas después de que FTX se declarara en bancarrota. En ese momento, la compañía de préstamos cripto se vio obligada a suspender los retiros de fondos a sus clientes debido a que una gran parte de sus activos estaban expuestos a dicha plataforma.

Sin embargo, la relación entre estas firmas era mucho más profunda ya que no solo se perdieron las criptomonedas prestadas por la quiebra de FTX, sino que además Genesis Global Capital era una de las acreedoras de la plataforma de exchange dirigida por Sam Bankman-Friedman. Documentos judiciales adjuntos mencionan que la compañía le debe más de 226 millones de dólares.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.