VPN
Estas redes privadas virtuales te permiten navegar por internet cambiando tu ubicación geográfica. | Fuente: Pixabay

Aunque nacido bajo un enfoque empresarial, el uso de VPN ha empezado a expandirse de rápida manera entre una gran cantidad de usuarios, volviéndose aún más popular con la expansión de los servicios de streaming y con bloqueos regionales. ¿Su uso es “bueno” o “malo”?

VPN, siglas de Virtual Private Network, es una red privada virtual. Te permite la navegación bajo un velo que te “oculta” en la web, sin demasiadas huellas y con una dirección IP modificada gracias a los servidores extranjeros.

Generalmente, al conectarte al internet, tu dispositivo (celular, laptop, PC, etc.) se conecta primero desde su puerto IP con el del proveedor de internet, quien conecta luego con los servidores mundiales de lo que estás buscando (Google, YouTube, Facebook y más).

Con el VPN, tu proveedor te conecta con el servidor VPN de manera cifrada, por lo que, a partir de allí, es para la empresa un misterio a donde te rediriges. Y, por supuesto, tienes menos probabilidades de estar al acecho de algún delincuente digital.

Funcionan para PC, laptops y celulares desde apps. Algunas son más sencillas que otras, solo dándole clic al país desde el que te quieres conectar a internet. 

Usos

EL VPN te sirve para una gran cantidad de acciones por internet. El más conocido, y por el que se volvió más popular en los últimos años, es porque te ayuda a saltearte los bloqueos regionales de catálogos de servicios como Netflix o Disney Plus.

Lo que hace el servidor VPN es brindarte una conexión directa con los servidores de estas apps como si estuvieras haciéndolo desde un país en particular diferente al tuyo. Allí, podrás escoger sus contenidos exclusivos de manera directa.

Este salto al bloqueo geográfico, sin embargo, no solo sirve para el entretenimiento, sino que también para evitar la censura. Distintos países con regímenes autoritarios han bloqueado distintas redes con argumentos del “robo de dato” o por “seguridad nacional”. Por ejemplo, diariamente, millones de chinos utilizan el VPN para conectarse a un servidor de EE. UU. y acceder a miles de páginas bloqueadas por su gobierno como Facebook.

Sin embargo, hay mayores usos y de mayor productividad entre ellos.

El mejor, claro está, es para el teletrabajo. Existe una gran cantidad de equipos en oficinas que funcionan bajo una red local privada que los ata físicamente. Pese a ello, una conexión VPN puede servir para realizar la unión con computadoras desde donde estén, provocando una mayor seguridad y permitiendo el home office en medio de la pandemia.

Y, en el caso extremo de que tengas que realizar una operación bancaria desde fuera de casa con un servicio WiFi, es mejor aplicarle antes una capa de seguridad con el VPN para tener mayores riesgos de intrusos o hackeos.

Además, podrás realizar normalmente las descargas P2P, las cuales muchas veces son restringidas hasta por los propios servicios de internet debido a que conglomeran el tráfico de la banda ancha.

Es seguro, pero…

Por supuesto, todo tiene su contra. Lo primero es que, aunque existan servicios gratuitos, estos son muy limitados. Para tener una buena conexión VPN, es necesario pagar unos cuantos dólares mensuales (hay baratos desde 5, pero hay otros de hasta 20).

Ahora, dependiendo de a qué país quieres conectarte, la velocidad de navegación, latencia y subida y descarga de datos será limitada. Tu servicio de internet será afectado por la distancia (imagínate estar en Perú e intentar conectarte a una página de China como si estuvieses allí), por lo que no esperes rapidez.

Asimismo, existirán casos en los que no será posible conectarse a cualquier parte del mundo. También podrías ser víctima de los mejores delincuentes, pese a su mayor seguridad.

Tampoco es anónima al 100%. Ni se te ocurra realizar delitos digitales porque te encontrarán.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.

Sepa más: