Las cosas no se detienen, y Huawei sabe eso. La compañía china, protagonista de uno de los conflictos comerciales más difíciles del año, ha iniciado actividades para la investigación y desarrollo de la nueva red de telecomunicaciones, la 6G. De acuerdo con reportes, el trabajo inicial de Huawei en el 6G se lleva a cabo en su centro de investigación en el barrio de Kanata, en la ciudad canadiense de Ottawa. El gigante tecnológico viene trabajando esta implementación en conjunto con 13 universidades e institutos.

“El 5G es prácticamente nuevo, y este 6G es una evolución de esa tecnología”, señaló Song Zhang, vicepresidente de estrategias y acuerdos para la investigación en Huawei Canadá.

En cálculos de Huawei, esta nueva red demoraría diez o más años antes de implementarse de manera comercial, cuando el 5G sea un estándar global.

SI bien el desarrollo se lleva a cabo en Canadá, este país aun está considerando permitir el acceso a Huawei a la infraestructura nacional de redes 5G, debido a las sospechas levantadas por el gobierno de Estados Unidos sobre privacidad y brechas de seguridad en la tecnología aplicada por la empresa china. Esta decisión será tomada por el gobierno federal de Canadá en una elección en unas semanas.

Huawei no es la primera marca que se involucra en el desarrollo del 6G. Samsung anunció en junio un centro dedicado a iniciar actividades en 6G, lo que propició la formación del Centro Avanzado de Investigación en Comunicaciones, bajo la tutela de Samsung.

LG también anunció un acuerdo de colaboración con el KAIST (Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Korea) y han abierto un centro de investigación dedicado a la implementación de este futuro estandar.

China, mientras tanto, ya construye una red de prueba 6G para 2020. Esta nueva red, de acuerdo con estimados realizados por el gobierno, tendrá mediciones de Terabites por segundo, una medida diez veces más veloz que el 5G.

Su Xin, jefe del proyecto de implementación de la red 6G en el ministerio de Industria y Tecnología de la Información en China, espera que este nuevo nivel de conectividad pueda ampliar la cobertura a mayor altitud y permita gestionar los primeros planes comerciales en 2030.

Los programas piloto se han implementado en ciudades de todo el país, con el apoyo de las tres principales empresas de telecomunicaciones: China Mobile, China Telecom y China Unicom, para cumplir con este fin. Se espera que 6G genere negocios en sectores de gran mercado, incluidos Internet industrial, drones y juegos.

Sepa más:
¿Qué opinas?