Apple tendrá problemas para satisfacer la demanda de su último lanzamiento debido a la escasez de componentes electrónicos a nivel mundial, por lo que el iPhone 13 será una de las víctimas durante la campaña navideña.

Este escenario era de esperarse, ya que la escasez de semiconductores lleva varios meses sin resolverse. Esta problemática provoca que no haya suficiente suministro de iPhone 13 para cumplir con la demanda hasta febrero de 2022.

El suministro de unidades de iPhone 13 enfrentará restricciones durante los últimos meses de 2021 y en el primer trimestre de 2022, según Digitimes.

¿Hay solución?

Por el momento, los compradores de iPhone 13 y iPhone 13 mini esperan una fecha de entrega prevista entre el 17 y el 19 de noviembre, mientras que el iPhone 13 Pro y el iPhone 13 Pro Max tienen retrasos más graves, proyectándose hasta el 2 o el 9 de diciembre.

El informe de Digitimes afirma que los proveedores están aumentando la producción, lo que mitiga gradualmente la escasez de suministros.

La escasez global de chips ha afectado la fabricación de muchos dispositivos incluyendo automóviles y consolas de videojuegos, pero Apple ha sido de las pocas compañías que ha salido relativamente ilesa de este problema.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.