Semiconductores
La escasez de chips está afectando la producción automovilística. | Fuente: Unsplash

La escasez de chips no tiene cuando detenerse. Los grandes fabricantes automovilísticos, como Honda, Ford y BMW, se unen a los gigantes tecnológicos, Apple y Samsung que también tuvieron que recortar sus producciones y evitar pérdidas millonarias.

Según la información de Bloomberg, en un plazo de 12 horas, Honda detendrá la producción de tres plantas en Japón, así mismo, BMW redujo turnos en fábricas de países europeos, como Alemania e Inglaterra. Por otro lado, Ford informa que la sequía de semiconductores podría reducir a la mita la producción en el tercer trimestre en tres plantas de Estados Unidos.

Con el cierre inicial de fábricas por la pandemia y la alta demanda de chips, nadie pensó que podría afectar e interrumpir producciones generalizadas en otras industrias ajenas a las tecnológicas

Chips
La escasez de chips también afecta a la producción de automóviles. | Fuente: Unsplash

La incertidumbre se agranda

No saber cuándo mejorará el suministro de semiconductores, hace que la producción de automóviles quede en el limbo. Ya que ahora los vehículos utilizan chips para alimentar sus sistemas avanzados de asistencia al conductor y otras características de alta tecnología.

Además, para los grandes fabricantes de chips, como Qualcomm, la industria automotriz no está en su lista de clientes principales. 

Esta crisis también ha afectado a los clientes, que tendrán que esperar más tiempo por la llegada de sus pedidos. Según The New York Times, Porsche envió una advertencia a los concesionarios de Estados Unidos que los clientes tendrían que esperar 12 semanas adicionales para tener sus autos.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.