REVIEW | Laptop para videojuegos HP Omen 15 (2018)

En Progamer tuvimos la oportunidad de probar la más reciente portátil de la línea gamer de HP, Omen y nuestro especialista en hardware Erich García nos deja sus impresiones.

Bordes muy reducidos, procesador Intel de octava generación y gráficos NVIDIA serie 10 potencian este bólido. | Fuente: HP

Es cierto que el mercado peruano del cómputo para videojuegos sigue dominado por las PC, pero no por ello las marcas han dejado de hacer su lucha buscando captar al público que no por estar en constante movimiento quiera descuidar su pasatiempo favorito: los videojuegos. Es así que Omen, la línea de videojuegos de HP, decidió renovar su catálogo de gaming laptops para el presente año y decidió poner la carne en el asador, mejorando los avances presentados en el 2017.

Este análisis ha sido realizado por Erich García, nuestro especialista en tecnología y hardware.

Veamos qué nos traen en esta ocasión.

Especificaciones


Procesador


Intel Core i7 8750H
Potencia Base: 2.2 GHz, Boost: 4.1 GHz

6 Núcleos, 12 hilos

9 MB Smart Cache

14 nm

GPU

NVIDIA GeForce GTX 1070 Max-Q

8 GB GDDR5

RAM

16 GB DDR4

Boost Clock

1635 MHz

Memoria

11 GB GDDR6

Almacenamiento

SSD de 256 GB

HDD de 1 TB

Pantalla

15.6 pulgadas.

Panel IPS anti glare

Resolución: 1080p

Refresh Rate: 144 Hz

GSync

Puertos

3 x USB 3.0

1 x USB-C (Thunderbolt)

1 x HDMI 2.0

1 x Mini DisplayPort

1 x Ethernet

1 x DTS X Dual Audio Jack

1 x Micrófono

1 x Lector de Tarjetas SD

Conectividad

Intel Wireless-AC 9560 802.11 a/b/g/n/ac (2x2) WiFi

Bluetooth 5

Webcam

FHD HP Wide Vision

Batería


Polímero Li-ion 4 celdas

70 Wh

Dimensiones

Largo: 36 cm

Profundidad: 26.3 cm

Alto/Grosor: 2.59 cm

Peso

2.25 kg


Una de las principales novedades es la nueva pantalla de bordes reducidos y refresh rate de hasta 144 Hz | Fuente: HP

Diseño 


La Omen 15 es un equipo que tiene una apariencia externa prácticamente idéntica a  la línea anterior, partiendo de un diseño bastante ligero para ser una laptop “gamer” de gama media alta. Es de color negro mate con detalles en rojo.


Sin embargo, para esta nueva edición los bordes de la pantalla se han reducido notoriamente y por fin tenemos una pantalla de 144 Hz, lo que finalmente nos da la posibilidad de explotar al máximo las capacidades internas del equipo. Después de todo, no tenía el menor sentido tener un equipo poderoso a nivel gráfico si su pantalla no fuese capaz de sacarle provecho. Recordemos que, para cualquier computadora para videojuegos, la base sobre la cual tenemos que armar todo lo demás, debería ser el monitor o pantalla. 



Sobre esto, Omen ha hecho un trabajo notable para poder renovar su línea de tope de gama en laptops. El modelo “flagship” de esta nueva línea es justamente el que estamos revisando, con una configuración de procesador de octava generación Core i7 8750H además de una gráfica Nvidia GTX 1070 Max-Q, que se diferencia de un modelo común de GTX 1070 en que tiene un desempeño similar al de su par de desktop, de modo que la Omen 15 no tiene nada que envidiar a un símil de escritorio. 


La realidad es que esto hace que si bien no sea la laptop gamer más poderosa, la hace la más balanceada del mercado nacional. La nitidez lograda es óptima debido a la frecuencia de actualización de 144 Hz a una resolución de 1080p (Full HD).


Para mantener la temperatura del equipo, este equipo cuenta con un sistema de ventilación activo compuesto de 3 ventiladores, de los cuales 2 trabajan para expulsar el aire caliente. El principal enemigo de una computadora “gamer” es el calor, por lo que es indispensable un sistema de enfriamiento realmente efectivo. La Omen 15 lo tiene, llegando en sesiones intensas a un máximo de 72ºC (la temperatura no recomendable es a partir de los 90º). 


El único problema de esto es el sonido que genera. La única manera que tuve para poder manejar este tema fue usar audífonos que cubran completamente mis orejas. Si eres del tipo de personas que es muy sensible a esto, probablemente encuentres aquí un punto a tener muy en consideración.

La Omen 15 cuenta con 1 puerto Ethernet, USB 3.0, HDMI 2.0, Mini DisplayPort compatible con Thunderbolt y USB-C | Fuente: HP

Uno de los grandes aciertos del modelo de este año, es mandar la mayor parte de los puertos de conexión a la parte trasera, lo que permite tener una estación de trabajo mucho más ordenada. Además, otro tremendo acierto, heredado del modelo del año pasado, es ya no volver a incluir un lector de DVD/Blu-ray, algo que se agradecería que otras marcas tomasen en cuenta. Es un desperdicio de espacio, tomando en cuenta que en pleno 2018 (incluso años atrás) los drivers uno los puede descargar de cualquier parte y bastante rápido.

 

Otro es la inclusión de un puerto USB-C compatible con Thunderbolt, lo que permite conectar al equipo con una tarjeta gráfica externa si el poder de la GTX 1070 Max-Q no fuese suficiente o si a mediano plazo queremos darle un upgrade al equipo. A prueba de futuro, indudablemente.

Es posible configurarlo dentro del Omen Command Center | Fuente: Progamer

Ahora toca ver el software incluido en el sistema, que para este caso resulta parcialmente útil.


Es posible personalizar la iluminación del teclado por este medio, algo que por fin podemos hacer en esta versión, ya que el año pasado sólo teníamos la iluminación en rojo. Evidentemente a algunos les puede venir bien y a otros darle igual, pero se agradece que el usuario tenga la opción de escoger.

| Fuente: Progamer

El control de rendimiento y los datos vitales del sistema son importantes para cuando queremos monitorear los cambios en nuestro equipo, pero el control de red me parece que resulta ser poco más que un bloatware. Cumple con su objetivo, pero a costa de traer algunos problemas de red a otros aparatos del hogar (como una TV con Netflix o Crunchyroll) y traer un lag terrible a algunos juegos poco optimizados para usarse con esta herramienta, como Overwatch. Esto es algo que incluso otras marcas como MSI han tratado de implementar, pero que lamentablemente sólo ha quedado en intentos fallidos.

Personalmente, recomiendo usar esta herramienta sólo cuando hagamos descargas únicas de juegos o parches y DLC, mas no cuando usemos un juego online y mucho menos competitivo.

Algunos juegos, como Destiny 2, se movían bastante fluidos | Fuente: Progamer

Desempeño

En el día a día, la Omen 15 resulta ser una herramienta bastante versátil tanto para el trabajo como para jugar. Y es que la potencia de esta laptop es la suficiente para correr sin problemas juegos modernos como Destiny 2, Overwatch, Assassin’s Creed Odyssey, Cuphead, The Witcher 3, entre otros.

 

Es cierto, no todos los juegos podrán correr con especificaciones al máximo, pero algo que ayuda bastante a nivel perceptivo es la pantalla con refresh rate de 144 Hz y el GSync, que permitieron que aún con ciertos bajones de frames en algunos juegos, esto no se sintiera en lo absoluto. Recordemos que el GSync evita que podamos sentir el efecto del screen tearing y el stuttering

 

Cuphead, Overwatch y Destiny 2 cuentan con un despliegue excelente, a más de 100 fps en promedio. Este último cuenta con algunas caídas de frames más comunes, que si bien podemos notar a nivel cuantitativo, a nivel cualitativo son imperceptibles gracias al GSync.


Los juegos que más hicieron trabajar a la Omen 15, sin duda fueron The Witcher 3 y sobre todo Assassin's Creed Odyssey, el cual muchos consideran ya como el nuevo Crysis en cuanto a exigencia de hardware se refiere. Este último por momentos supera los 60 fps, aunque tiene ciertos bajones en las zonas con alto contenido de NPC. Nuevamente el GSync ayuda a que la experiencia sea mucho más fluida.

 

Aunque no es la más esbelta, no resulta más pesada que una laptop de trabajo convencional, por lo que es sencillo llevarla al trabajo para un break. | Fuente: Progamer

Mientras estemos jugando algo como The Witcher 3, Cuphead o Assassin’s Creed Odyssey, no vamos a encontrar muchos problemas, sino que sorprendentemente encontraremos que la Omen 15 se muestra a la altura de lo esperado. Bluetooth 5 permite sincronizar de manera rápida y casi automática con un control de Xbox One S y el tiempo de respuesta resulta óptimo.


El problema que encuentro es cuando juego un FPS, como Overwatch pero sobre todo con Destiny 2, ya que la mayor exigencia al equipo hace que se empiece a calentar al punto que suceden dos cosas algo molestas:


1. Los ventiladores entran a full potencia y el sonido que hacen es molesto si no usas audìfonos que cubran las orejas. 

2. La temperatura de la zona donde se encuentran las teclas WASD puede ser incómoda para la mano, en vista que el aire caliente se filtra por las teclas, que por default son low profile y eso expone mucho más a la mano. 



Me parece que aquí se pudo hacer algo para mantener la temperatura algo más baja en esta zona, quizá mejorando la circulación del aire caliente para que no tenga que escapar por la zona de las teclas. 

Es cierto que las temperaturas alcanzadas no suponen un peligro de daño para los componentes de la laptop (que resisten constantemente bien una temperatura inferior a los 90º) pero una temperatura del aire que puede a llegar a un poco más de los 50º y en la zona central de unos 60°, debido a la temperatura interna por momentos superior a los 80º, definitivamente puede ser molesto. 

 

Trackpad y uso en trabajo

 

Los videojuegos no son todo, por lo que también probamos qué tal funciona con aplicaciones como Adobe Photoshop y Adobe Premiere, los cuales, tal y como era de esperarse, funcionan de maravilla. La cantidad de núcleos e hilos ayuda bastante en este tipo de aplicaciones que usan renderizado, a diferencia de los juegos que aprovechan mucho más la potencia mononúcleo. 

 

El panel IPS también ayuda para este tipo de tareas, aprovechando el gamut de colores que puede manejar el mismo y su excelente ángulo de visualización

| Fuente: HP

En el caso del trackpad, puedo decir que estoy parcialmente satisfecho. Cumple, pero todavía sigue lejos de tener la capacidad y funcionalidad que tiene el trackpad de una MacBook o una Razer Blade. Pero al menos, al conocer sus limitaciones, HP ha incluido todavía los botones que sirven para confirmar las acciones. Igual hubiese sido bienvenido una funcionalidad mucho más intuitiva. 

 

En todo caso, la Omen 15 está más diseñada para aprovechar su funcionamiento con un mouse, en vista que está dirigida a un público acérrimo de los videojuegos.

| Fuente: HP

Relación Precio-Rendimiento


Aquí es donde la cosa se pone bastante buena para la Omen 15. Sin duda, es un equipo con características de una PC actual de gama media-alta, por lo que no podríamos esperarnos un precio debajo de los 5000 soles para el mercado local. Lo supera con creces, llegando a costar aproximadamente 7300 soles a precio de tienda por departamento. Esto no la hace la más cara ni la más barata, a decir verdad, pero al menos a nivel local la hace altamente competitiva.


A un precio mayor encontramos equipos como la Lenovo Ideapad Y900, que tiene una pantalla de 17 pulgadas, pero una gráfica 980M que técnicamente es inferior a la de la Omen 15.


A 400 soles más encontramos la Acer Triton de 15.6 pulgadas, que tiene un SSD del doble de capacidad, pero no tiene el HDD adicional de 1 TB y cuenta con una GTX 1060, inferior a la GTX 1070 de la Omen 15. Y a 200 soles menos la Acer Predator que sí tiene ese HDD de 1 TB pero todavía tiene la GTX 1060.


Una que es igual de potente pero con un diseño más esbelto y liviano es la ASUS ROG GM501, pero a 1700 soles más (y eso que tiene descuento).


¿Podría costar menos si me la traigo del extranjero? Indudablemente, pero con el gran soporte local que tiene HP en el Perú, creo que comprarla localmente vale la pena.


¿Es para todos? Definitivamente no. El precio puede ser prohibitivo para muchos, pero creo que en líneas generales tiene un buen balance precio-beneficio si es que eres de los más exigentes.


Conclusiones

Si lo tuyo es jugar con la máxima potencia posible a un precio asequible y no tienes problemas de tener que viajar a menudo, la mejor opción seguirá por mucho tiempo más armar tu propia PC. Sin embargo, si por temas de viajes necesitas una laptop, la Omen 15 es la más balanceada que podrás encontrar de momento en el mercado peruano.

Tiene un rendimiento sólido, una pantalla excelente con una fluidez magnífica para muchos videojuegos AAA modernos y el respaldo de una marca como HP; pero aún así tiene algunas cosas por mejorar, como el sonido y el sobrecalentamiento en el teclado que puede resultar algo incómodo. Por otro lado, el diseño puede ser percibido como continuista, pese a que funcione relativamente bien, aunque se agradecerían algunos cambios para una siguiente iteración del modelo. Finalmente, aunque el software tiene cierta utilidad, todavía tiene mucho por pulir, por lo que no sale todavía de la categoría de bloatware para el usuario.

PROS
CONTRAS
- Pantalla IPS de margen estrecho con refresh rate de 144 Hz, lo cual saca provecho a su potencia gráfica.
- El sistema de refrigeración todavía tiene defectos como el sonido y la distribución eficiente del calor en el teclado.
- Excelente relación precio-beneficio (a nivel local).
- Su software todavía causa algunos conflictos con algunos juegos.
- Buen gamut de color (95% sRGB).
- Batería de 4 celdas que se agota algo rápido incluso para ser un modelo "gamer".


CALIFICACIÓN PROGAMER: 4/5



Sepa más:
¿Qué opinas?