Juego de Tronos es una de las series más vistas en todo el mundo, y sin lugar a dudas sus actores han amasado tal popularidad que les ha servido para ser considerados en otros proyectos, tanto televisivos como cinematográficos.

Entre ellos, uno de los más queridos es Peter Dinklage, el pequeño actor que ya ha participado en un par de películas durante su permanencia en la serie de HBO (Pixels, una de ellas), pero además será la imponente (y rabiosa) águila de la próxima adaptación cinematográfica de Angry Birds.

La sufrida Sansa Stark, interpretada por Sophie Turner, dará vida a una joven Jean Grey en X-Men: Apocalypse, la cual cerrará la trilogía de Bryan Singer.

Siguiendo la línea de los superhéroes, el hawaiiano Jason Momoa que personificó al fiero Khal Drogo en la primera temporada de Juego de Tronos, hizo un cameo en la última Batman V Superman como Aquaman, además tendrá su película propia interpretando al mismo superhéroe.

Nikolaj Coster-Waldau, actor que interpreta a Jaime Lannister se convirtió en un dios tuerto en la última película Dioses de Egipto, y otra miembro de su "familia", su hermana Cersei Lannister -interpretada por Lena Headey- se pondrá en la piel de Lady Catherine de Bourgh en "Orgullo, Prejuicio y Zombies".

Finalmente, Emilia Clarke, la amada Daenerys Targaryen, expone su lado romántico en el drama de amor "Yo antes de ti".