Madre solo hay dos
Ludwika Paleta es una de las protagonistas de la serie mexicana "Madre solo hay dos". | Fuente: Composición

“Madre solo hay dos” ha encantado a más de un fanático en Netflix luego de que se tratara de dos mamás que, por accidente, cambian a sus hijas en el hospital donde nacen. Este tipo de errores solían ocurrir en el pasado, sin embargo, ahora con la era digital es poco probable, aunque sí es posible solo si hay algún descuido de alguna enfermera.

Es así que la verdadera historia de esta producción se basó en ello, en la equivocación, por lo que la creadora, Carolina Rivera, contó que se inspiró en su hija, la cantante Ximena Sariñana, al momento en que se convirtió en madre.

“La génesis de la historia tiene mucho que ver con Ximena. Esta historia se me ocurrió cuando recién acababa de tener a su niña y yo la estaba ayudando. A raíz de estas conversaciones mamá e hija, en donde ella me platicaba cómo veía el mundo siendo madre y yo le decía cómo lo veía yo, nació la génesis. Era muy importante que ella estuviera involucrada porque es muy talentosa y sabe hacer su trabajo muy bien”, reveló al medio Sensacine.

SU EXPERIENCIA COMO MADRE

Asimismo, confesó que fue muy importante para ella reflejar las experiencias que ha vivido como madre y también viéndolo desde otro punto, el de su hija, ya que es un reto traer un niño al mundo, sin importar la edad o posición social:

Esta producción tiene que ver mucho con quien soy, mi vida, en qué momento estoy de ella, explorando el tema fundamental que tiene que ver con lo que significa ser mujer en todos los ámbitos… Por supuesto, en la serie, tiene que ver con toda esta reflexión de lo que implica ser madre, pero al mismo tiempo, lo que significa ser esposa, hermana, hija. Todas las acepciones de ser mujer”, compartió.

Finalmente, la protagonista Ludwika Paleta -quien le da vida a Ana- agregó que, desde su punto de vista, es importante acercar a todas las madres del mundo que luchan con la crianza de sus hijos, sin importar si trabaja o no, si viven en un lugar más acomodado que otra. Todas las madres comparten las mismas preocupaciones y es un tema universal lo que toca la serie.

Actualmente, Netflix no ha confirmado una segunda temporada de “Madre solo hay dos”, pero el final de la primera parte dejó con muchas incógnitas. Aún hay material para la serie mexicana pueda tener una continuación.

¿QUÉ PASÓ EN EL CAPÍTULO FINAL?

Ana descubre que tiene un bulto en el pecho, va a la clínica para descartar cáncer de mama, y para despejar su mente acompaña a Mariana a una fiesta donde se besa con alguien y luego termina en el hospital por un golpe en la cabeza.

Ahí se encuentra con Juan Carlos, quien está ahí por una pelea con Daniel, el exnovio de Ana. Después de descubrir su infidelidad, se marcha de la casa y busca a Tere.  Mariana rechaza la propuesta de matrimonio de Pablo, Ana le pide perdón a su esposo y prometen intentar salvar su relación, sin embargo, esa noche Juan Carlos le confiesa que también le fue infiel.

Dos semanas después se realiza el bautizo de las niñas y en medio de la celebración Ana descubre que la amante de su esposo es Tere. La noticia la lleva a embriagarse, subir al escenario y exponer la infidelidad de Juan Carlos. Luego, habla con Marina y al enterarse que ella sabía sobre el engaño le bota de su casa.

Esta primera temporada dejó con muchas incógnitas ¿cuál fue el resultado de los análisis que Ana se realizó? ¿Tiene cáncer? ¿A dónde irá Mariana luego de que Ana la corriera de su casa y encontrará a Pablo con otra mujer? ¿Qué pasará con Juan Carlos y Tere? Aún hay material para que “Madre solo hay dos” pueda tener una segunda temporada.

NUESTROS PODCASTS

"Mi novela favorita": Las grandes obras de la literatura clásica con los comentarios del Premio Nobel Mario Vargas Llosa. Una producción de RPP para todos los oyentes de habla hispana.

Clorina Matto de Turner escribió 3 novelas y “Aves sin nido” es la primera novela indigenista de América Latina. Denuncia la injusticia latifundista y la explotación de los campesinos.