Luis Miguel
La que fuera la casa de Luis Miguel en Acapulco se encuentra en un deplorable estado. | Fuente: Instagram

Primero captaron la mansión de Cantinflas y, esta vez, le tocó el turno a otra celebridad icónica de México: Luis Miguel. Un grupo mexicano de tiktokers, encabezado por Hugo González, ingresó a la antigua casa del ‘Sol de México’ en Acapulco para mostrar su deplorable presente.

El video que recoge imágenes de la enorme vivienda que tenía el cantante de “No culpes a la noche” fue compartido a través de redes sociales. Y el actual escenario resulta desolador, pues los grandes lujos que poseía la estrella mexicana parecen haber quedado en el olvido.

Ubicada en la playa Bonfil, esta propiedad que Luis Miguel compró en la década de 1980 cuenta con una cancha de tenis, una gran piscina y un dormitorio principal que tiene una vista privilegiada capaz de despertar la admiración de quienes hicieron el recorrido.

El estado de abandono, sin embargo, puede notarse desde el principio del video, cuando el tiktoker González intenta entrar a la vivienda a través de una ventana rota. “Qué paraíso”, se le oye decir al influencer antes de ingresar por una escalera que une a la piscina con el segundo piso.

Asimismo, puede verse la habitación donde Luis Miguel pasaba sus noches, que todavía luce la alfombra que la recubre, y posee un baño de grandes dimensiones. Desde el comedor, se vislumbra una escalera de mármol que encamina a espacios donde el cantante organizaba fiestas con celebridades y hasta políticos.

¿QUIÉN ES EL ACTUAL DUEÑO DE LA MANSIÓN?

Fue por los años 80 y 90 que Acapulco se convirtió en un paraíso escondido para las celebridades. En aquella época, no había el movimiento turístico que ahora colma la costa mexicana y, por esa razón, la privacidad era un atractivo para las figuras del espectáculo que buscaban un espacio de tranquilidad.

Atraído por estas playas, Luis Miguel adquirió la mansión cuando se encontraba en la cresta de su popularidad tras el lanzamiento de su disco “Busca una mujer”. Se trata de un terreno de 36 mil metros cuadrados que tiene una espectacular vista al océano Pacífico.

Por mucho tiempo, la mansión del ‘Sol de México’ fue la única propiedad de esas dimensiones en aquella zona y hasta fue utilizada para promocionar Acapulco como un destino turístico, pues allí vivía una de las grandes estrellas musicales.

Además, pese a que la prensa conocía que era la casa de Luis Miguel, pocos periodistas pudieron ingresar a ella. Pero, con el tiempo, en esa zona, conocida como “Diamante”, proliferaron los hoteles, los clubes de golf y otras mansiones.

Y Luis Miguel empezó a visitar menos su mansión, sobre todo cuando en el 2009 decidió pasar más tiempo en Miami y Los Ángeles (EE.UU.), donde tiene una casa y un departamento, respectivamente.

Actualmente, la casa le pertenece a la inmobiliaria de un empresario y amigo del cantante Jaime Camil, que la compró por 8.8 millones de dólares en el 2013.