"De vuelta al barrio" regresa con su cuarta temporada. | Fuente: Instagram

La serie de América Tv, "De vuelta al barrio", regresa a las pantallas el lunes 28 de septiembre con su cuarta temporada, grabada bajo estrictos protocolos de bioseguridad para evitar el contagio de la COVID-19.

La productora general de la serie, Estela Redhead, detalló las medidas que se han tomado antes y durante el rodaje de los nuevos capítulos.

"El canal nos invitó a conocer el protocolo dentro de los estudios y fue gratificante ver cómo se estaba manejando. Era todo un circuito con mucha seguridad”, contó Estela para Domingo del diario La República.

Según indicó, todos los actores y el equipo técnico y de producción han pasado por pruebas de descarte de la COVID-19. Además, hay dos protocolos de seguridad: el del canal, que es para el ingreso a los ambientes de grabación; y el de la serie, que tiene su propio protocolo al momento de grabar.

Para ingresar a los estudios de "De vuelta al barrio" hay solo una vía, en la que a todos se les toma la temperatura, se lavan las manos en una zona adecuada y pasan por una cabina de desinfección con ozono.

Todo los sets de grabación están señalizados para que no se crucen con otras producciones. Asimismo, todos permanecen en los ambientes designados hasta el fin de la jornada

Para el rodaje, en el que interviene casi 90 personas, incluidos los 25 actores, se usan las mascarillas todo el tiempo y solo los intérpretes se las quitan cuando tienen que grabar; incluso se ha visto la manera de que cuando los personajes están de espaldas a la cámara usen sus mascarillas.

También, a pedido de la productora, el canal duplicó la logística y adecuó más camerinos, más baños, otro salón de maquillaje, otro de vestuario. Con ello, Redhead evita que, cuando las dos unidades de grabación trabajan al mismo tiempo, lo hagan independientemente y sin contacto. 

Por su parte, el guionista de la serie, Gigio Aranda, reescribió los capítulos para que en las escenas participen menos personajes. En tanto, los directores han encontrado una fórmula para hacer escenas con cinco, seis personas, manteniendo la distancia.

La hora de los refrigerios también requiere de cuidados para evita el nuevo coronavirus. Por ello, se ha habilitado dos comedores para el barrio y dos para el estudio. Todos llevan sus almuerzos y tienen mesas separadas unas de las otras. Así también, quienes no tienen vehículo particular, son trasladados ida y vuelta en un bus que cuenta con divisiones.

Finalmente, todos los actores pasan por pruebas rápidas cada quince días y una molecular al mes. Según dijo Estela, aunque no se pueden hacer escenas con besos o abrazos, la cuarta temporada de "De vuelta al barrio" está muy buena.

Sepa más: