Captura: Panamericana Televisi

Mónica Santa María nos dejó un 13 de marzo de 1994. La querida conductora del programa infantil “Nubeluz” fue encontrada muerta en su departamento de La Molina, causando conmoción y tristeza no solo en  Perú sino en toda Latinoamérica.

Según indicaron las investigaciones, Santa María, se suicidó de un tiro en el paladar, con un revólver, luego de tener una fuerte discusión con su pareja.

Desde muy pequeña, Santa María destacó en la pantalla chica, gracias a su impactante belleza. Es por ello, que tuvo bastante participación en diversos comerciales televisivos de los 80’.

En los 90’, la joven modelo inició su carrera como conductora de televisión, luego de que su entrañable amiga, Almendra Gomelsky, la animara a que pase el casting para un programa dedicado al público infantil.  Por la soltura y carisma, Mónica fue elegida.

Desde ese momento, la televisión fue invadida por un mundo mágico llamado Nubeluz, en el cual resaltaba la presencia de la modelo, que fue bautizada como la “dalina chiquita”, pues era muy notoria la diferencia de talla en comparación a su compañera Almendra.

Fueron cuatro años que Mónica dedicó a la conducción y a compartir con los niños, una serie de extraordinarios juegos y aventuras, hasta que renunció al programa a principios de marzo de 1994, supuestamente, para vivir con su novio en los Estados Unidos.

Hoy nos quedan para siempre los videos de canciones tan queridas como “Sube a mi nube”, “Yo quiero ser”, “Cuidado”, “Dame tiempo”, “Papi deja de fumar”, “La naturaleza” o “Deportes”.