Disney+ estrenará el 12 de noviembre la comedia familiar "Home Sweet Home Alone". | Fuente: Disney+

Disney+ anunció que la película "Home Sweet Home Alone", una nueva aventura de la franquicia "Mi pobre angelito", se estrenará el 12 de noviembre exclusivamente en el servicio de streaming.

La cinta está protagonizada por Ellie Kemper, Rob Delaney, Archie Yates, Aisling Bea, Kenan Thompson, Tim Simons, Pete Holmes, Devin Ratray, Ally Maki y Chris Parnell. La dirige Dan Mazer, quien fuera el responsable de "Mi abuelo es un peligro".

Detrás del guion están Mikey Day y Streeter Seidell, quienes son los creadores de la historia junto a John Hughes, el guionista que creó la versión original de "Mi pobre angelito", que catapultó a la fama a Macaulay Culkin en los años 90.

Sinopsis de "Home Sweet Home Alone"

El protagonista de esta nueva versión de "Mi pobre angelito" ya no es Kevin McCallister, sino Max Mercer, un niño travieso e ingenioso que queda solo en casa cuando su familia se va de vacaciones a Japón.

Cuando un matrimonio que intenta recuperar una invaluable reliquia de familia pone la mira en la casa de la familia Mercer, Max será quien tenga que protegerla de los intrusos, y hará todo lo que esté a su alcance para no dejarlos entrar.

A esta defensa de la casa da lugar una serie de desopilantes situaciones de proporciones gigantescas, pero a pesar del caos total y absoluto que se produce, Max finalmente se da cuenta de que no hay lugar como el propio hogar dulce hogar.

 "Home Sweet Home Alone" estará disponible en Disney+ desde el 12 de noviembre.

NUESTROS PODCASTS

Entendí esa referencia: HBO Max llegó a Latinoamérica y ya no solo es Netflix, sino Prime Video, Disney+, Apple TV, Crunchyroll... y podemos seguir contando la cantidad de plataformas (y suscripciones) que estamos pagando para ver nuestras series o películas favoritas. En este episodio hablamos del fenómeno, de si vale la pena seguir teniendo cable, cuáles son las series o circunstancias que nos animan a pagar una suscripción y si finalmente solo falta el deporte para que el cable termine de morir.