The Division 2 nos presenta una distopía dominada por el más fuerte. | Fuente: Ubisoft

Destiny impactó en el género de juegos de disparos en formas que nadie esperaría. Por alguna razón, era el plan perfecto: un juego con mecánicas sacadas de un MMORPG, pero mezcladas con un juego de acción. Todo envuelto en un sistema de juegos como servicio, que se encargaba de entregar contenido DLC para comprar. Era la tormenta perfecta y el tesoro de ganancias de poco esfuerzo que cualquier publicista de juegos esperaba.

Por desgracia, la historia fue otra. Destiny en comparación a sus expectativas, fue un completo desastre. Poco contenido, malas practicas de DLC y sobre todo flojera en la ejecución, decepciono a muchos. Pero por desgracia, ya todos habían anticipado un resultado diferente. He aquí, en donde entra el nuevo género “Shooter Looter”. En los cuales Anthem y ahora Tom Clancys The Division 2, son las nuevas entradas de este año en el género.


Formarás parte de "La División", un grupo encargado de mantener el orden. | Fuente: Ubisoft

La muerte de la política

The Division 2, es uno de los juegos más extraños que he jugado en mucho tiempo. No exactamente porque sea un tema abstracto, si no porque muchas de las decisiones detrás del juego están escondidas por las políticas de la empresa que lo creó. Al dar una entrevista en Polygon, su director creativo Terry Spiers, dejo un argumento bastante interesante. “Definitivamente no estamos haciendo ningún argumento político”.

Esto no tiene sentido para mi. Es un juego basado en Washington D.C. destruido por un ataque terrorista (sucedido en el día más importante del consumismo americano, “Black Friday”), donde lo que queda del gobierno intenta recobrar su poder y donde el jugador tiene poder absoluto de matar enemigos sin consecuencia alguna. ¿Esto se supone que no sea político?

Todas esas razones, incluyendo que el nombre del cual estaba basado esta serie (Tom Clancy, es conocido por ser un escrito de “thrillers” políticos) no me hacen sentido alguno y menciono esto porque esta decisión se siente en cada momento que juego The Division 2.

Washington D.C. es uno de los principales escenarios del juego, un fantasma de su antigua gloria. | Fuente: Ubisoft

Me gustaría hablar de la historia, pero prácticamente no la hay. No hay historia en The Division 2. Solo hay excusas para moverte hasta que llegues a nivel máximo. No hay villanos, solo legiones y legiones de chicos malos que matar. Los pocos personajes principales que hay, no avanzan carácter y solo están ahí para darte órdenes. Hay unos pocos sobrevivientes, pero no puedes interactuar con ellos de ninguna forma significativa. Es lo más raro que he visto.

En su búsqueda de no tener “ningún argumento político”. The Division 2, se arranca así mismo de su propia alma y es imposible crear alguna conexión emocional con el juego. Es un título que tontamente trata de evitar ofender a cualquier grupo, pero al mismo tiempo, intenta utilizar elementos del mundo real, con victimas, para salpicar un producto y venderlo por un precio de $60. Eso no me parece bien.

El silencio de The Division 2 dice mucho. Dice que esta bien matar personas por mantener el status quo, que la violencia es mejor que el dialogo, que es mejor vengar que perdonar y que al final el sufrimiento es solo pasajero, porque obtuviste buen “loot”. Ese creo que es el verdadero problema de no hacer argumentos políticos. Si no los haces tú, otros lo harán por ti. Porque somos humanos y es imposible escapar nuestra realidad completamente.

Las tácticas en equipo son fundamentales para alzarte con la victoria. | Fuente: Ubisoft

Una realidad para cuatro

En cuanto a mecánicas, The Division 2 cumple con muchas de las cosas que se esperaría de un juego de disparos táctico. El juego es un shooter de tercera persona con mecánicas de cobertura muy parecidas a Uncharted o Gears of War. Cada nivel del juego esta lleno de lugares donde cubrirte y evitar daño. También, se enriquece un poco con el acceso a herramientas como torretas pequeñas o drones para ayudarte en la lucha. Pero fuera de esto, no hay mucho en cuanto a mecánicas de como jugar The Division 2. Justo como su historia, está hecha para cumplir una lista de requerimiento de lo que hace un “videojuego AAA” ¿Pero al mismo tiempo, si el “gameplay” es tan común porque sigo regresando?

Porque la inteligencia del enemigo, es hasta ahora la mejor que he visto. Esta nueva inteligencia artificial, es la más agresiva por ganar que he visto en este género hasta ahora. Los grupos de enemigos, están llenos de variación. No solo en clase, pero también en comportamiento. Si no tienes cuidado, un grupo rápidamente te rodeará por los costados, mientras que sus compañeros se quedan atrás cubriéndolos. Es increíble lo muy rápido que pueden matarte por detrás si no pones atención. Hacen que cada pelea se sienta fresca, aun así hayas pasado la misión varias veces, porque nunca sabes cómo reaccionará a ti.

También, mucho se ha hecho por corregir los problemas del primer juego. En el primer The Division, los enemigos eran esponjas de daño, tomando bala tras bala y nunca muriendo. Esto ha cambiado en The DIvision 2. Si estas equipado al nivel, muchos de los enemigos morirán sin tener que recargar por segunda vez. Los enemigos más pesados, poseen armaduras que tienes que destruir, pero en muchos casos no son un gran problema si puedes mantener el control de la situación. Mucha de la dificultad viene del alto daño que recibes, en especial el daño de las unidades más débiles. Júntalos con las estrategias agresivas de los enemigos y tienes una receta para un juego rápido y emocionantemente peligroso.

The Division 2 es un juego mejor jugado con amigos. Con el número de enemigos rodeándote, es bueno tener a alguien que te cubra la espalda. No puedo contar todas las veces que he muerto fuera de una misión. Todo porque un grupo de unidades, patrullaba la zona rápidamente. Morir por algo de lo que no tienes control y espera 5 minutos a que tengas que regresar caminando, es extremadamente frustrante. Así que, desde ahora, solo me dedico a buscar grupos. Es mucho más práctico y pueden revivirte, lo cual ayuda bastante.

Las misiones requerirán coordinación y planeamiento. | Fuente: Ubisoft

Washington Realizado

Cuando Ubisoft (la compañía detrás de Assasinss Creed) habla de recrear ciudades, sabes que no están bromeando. Tuve la oportunidad de visitar Washington D.C hace unos años, y puedo decir que en realidad es una representación fiel de la ciudad. Aunque por desgracia, aparte de sus obvias locaciones icónicas, mucha de la ciudad es una combinación de parques grandes y edificios urbanos. Que, por desgracia se ven iguales que cualquier otra ciudad.

Los lugares que si destacan, son los museos. Definitivamente, el lugar de las mejores misiones en el juego. Tener peleas en un observatorio gigante, mientras las estrellas se cruzan se ve muy bonito e interesante. Otro que puedo recordar, es una pelea en una representación histórica de Vietnam en el Smithsonian, bastante bonito. The Division 2 hace buen uso de la iluminación dinámica para crear diferentes escenarios, por más que sean solo edificios.

El verdadero problema gráfico que van a ver seguido, es el mal procesamiento de texturas. En PS4 el juego demora segundos en cargar cualquier textura. Muchas veces es imposible no verlos cuando tratas de llegar a algún lado rápidamente y con una estética realista. Se nota bastante.

Se trata de un título que cumple en varios sentidos, pero se siente insípido en muchos más. | Fuente: Ubisoft

Conclusión

The Division 2, es todo lo que se esperaría de una secuela. Con la promesa de contenido y soporte gratis en lo que va del año, Ubisoft se ve decidido en hacer esta su mejor plataforma de servicio posible. Pero al mismo tiempo, falla en conectar con su publico de una forma emocional.

El juego tiene mecánicas apropiadas, muy pulidas y construye un buen momento para pasar el rato con tus amigos, pero no tiene algo que lo destaque. Es un videojuego muy bien producido, pero sin ese “algo”. Simplemente esta a la merced de ser olvidado por el próximo hit del momento.

Nota final: 3.5

Este análisis fue realizado con una copia provista por Ubisoft y otra por Lawgamers para PlayStation 4 y fue escrita por Julio "Kloj" Salas, puedes seguirlo en su canal de Youtube Maldito Lag.

¿Qué opinas?